Caminar es una actividad que tiene un impacto positivo en nuestro bienestar y nos ayuda a ser más felices.

Se dice esto porque, de acuerdo con diversos estudios, caminar nos otorga múltiples beneficios. Uno de ellos, por ejemplo, es que si realizamos esta actividad durante 30 minutos al día podremos evitar o aliviar la depresión.

Otro de los beneficios de caminar es que aumenta la micro-circulación, lo cual contribuye a mejorar notablemente nuestra calidad de vida.

Un beneficio más de caminar es que es benéfico para el funcionamiento cognitivo de nuestro cerebro, especialmente en personas de la tercera edad, quienes, si hacen una caminata diaria, reducen la probabilidad de presentar demencia senil gracias a la disminución de complicaciones en los vasos cerebrales.

Caminar no sólo es bueno para nuestra salud física, sino para nuestra salud mental, ya que salir de paseo nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo y disminuye nuestros niveles de estrés.

Tú, ¿caminas todos los días?