Una revisión a la Constitución Política Mexicana nos muestra que el tema de la felicidad se contempla implícitamente dentro de nuestra Carta Magna, y yo me pregunto: ¿es necesario convertirla en un derecho de todos los mexicanos?

 

Hace tiempo, junto a unos amigos abogados, comentábamos que si bien cada vez se trabaja más en el bienestar subjetivo de los habitantes de nuestro país, la felicidad no se encuentra explícita dentro de nuestra Constitución Política. Uno de ellos, aseguró que sin embargo de manera implícita se ubica en un sinnúmero de artículos y me mencionó tres ejemplos en los artículos  primero, tercero y cuarto.

 

En el artículo primero constitucional, que a la letra dice: “En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte”; ahí se muestra la firme vocación del cumplimiento de los derechos humanos, mismos que junto con la habitabilidad del espacio y las relaciones humanas y familiares permiten que los ciudadanos sean felices.

 

Sobre el derecho a recibir educación, el artículo tercero constitucional  señala: “La educación que imparta el Estado tenderá a desarrollar armónicamente, todas las facultades del ser humano y fomentará en él, a la vez, el amor a la Patria, el respeto a los derechos humanos y la conciencia de la solidaridad internacional, en la independencia y en la justicia”. Ese fomento al respeto a los derechos humanos y la tendencia a desarrollar las facultades del ser humano, se refieren intrínsecamente a la felicidad.

 

Finalmente, en el artículo cuarto constitucional, encontramos claras referencias a los dominios de vida de salud, familia y entorno, haciendo explícitos el derecho a la igualdad, la protección de la familia, el derecho a la alimentación, a la protección de la salud, a la vivienda digna y a un medio ambiente sano para el desarrollo y bienestar,  mismos dominios que son la base para la medición del bienestar subjetivo.

 

De ahí la importancia de que la felicidad se convierta en un derecho de todos los mexicanos, ¿o ustedes qué opinan?

 

Les comparto la agenda legislativa que  preparé hace unos meses y que pongo al alcance de todas las fuerzas políticas, pues todas las acciones legislativas tendientes a impulsar el bienestar subjetivo serán siempre bienvenidas: http://www.fermanzanilla.mx/agenda-legislativa-fernando-manzanilla-prieto/

 

También podemos estar en contacto también a través de Twitter: @fer_manzanilla y Facebook https://www.facebook.com/FernandoManzanillaPrieto