La felicidad se puede ir construyendo día a día, por lo que especialistas en psicología positiva recomiendan que adquiramos hábitos que nos permitan experimentar mayor bienestar. Por ejemplo, cada semana podrías empezar un proyecto que sea especial para ti.

Lo primero que tendrías que hacer es elaborar una lista de aquellas cosas que siempre has querido emprender, pero que por algún motivo no te has animado a hacer: puede ser ir a correr al parque, aprender un nuevo instrumento o ir a clases de canto. No importa la actividad que elijas iniciar, mientras sea algo que te apasione y que te llene de energía positiva y optimismo.

Si cada semana o mes emprendes algo nuevo y que nunca te habías atrevido a hacer, verás cómo tu entusiasmo y optimismo incrementa, impactando de manera positiva tu bienestar y la felicidad que experimentas.

¿Por qué no iniciar la semana adquiriendo algunos hábitos que nos ayuden a ser más felices?