collin-armstrong-195833

Recientemente un tema que está en todos los noticieros, redes sociales y en boca de muchos ambientalistas y ciudadanos interesados en tener un planeta mucho mejor y conservar lo poco que nos queda, es el Acuerdo de París y la salida de Los Estados Unidos de Trump.

El 12 de diciembre de 2015, se reunieron 195 naciones en París, con un fin en común, firmar un acuerdo vinculante mundial sobre el clima, su aplicabilidad sería en el año 2020, cuando finalice la vigencia del protocolo de Kioto, este acuerdo se ratificó el 22 de abril de 2016 para celebrar el Día de la Tierra.

El Acuerdo de París busca evitar el cambio climático, estableciendo un plan de acción mundial que pone el límite del calentamiento global, pretende mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de los 2 ºC., como el objetivo a largo plazo, también plantea programas de acción mundial para que las emisiones globales alcancen su nivel máximo cuanto antes.

El cambio climático es un problema mundial y lo entendemos como un cambio estable y continuo en las condiciones climáticas que perjudican la superficie terrestre, incluye el calentamiento global y otros aspectos que influyen el aumento de gases de efecto invernadero.

El calentamiento global es el aumento gradual de temperaturas de la atmósfera y océanos de la tierra y el efecto invernadero es un fenómeno por el cual ciertos gases retienen energía emitida por el suelo, una vez calentado por la radiación solar, pero lo que contrasta y preocupa es que actualmente ese proceso de calentamiento ya no es precisamente por el sol, es hecho por el hombre, con la emisión de dióxido de carbono, metano y otros gases.

En este contexto, los daños y perjuicios podrán llegar a ser irreparables, motivo por el cual los gobiernos participantes acordaron reunirse cada 5 años para fijar y supervisar que se vayan cumpliendo con los objetivos establecidos dentro del acuerdo, proponer nuevos objetivos basándose en criterios científicos, informar a los demás gobiernos y a la ciudadanía de los avances y rendición de cuentas, no dejemos a un lado que existen contribuciones económicas que han ascendido a 17 600 millones de euros en 2015.

Entendiendo el contenido, objeto e impacto que genera el Acuerdo de París, resulta controversial que los Estados Unidos, se retiren emblemáticamente, en primera instancia no olvidemos que el motivo fundamental es que Trump considera que el cambio climático

no existe, es un engaño y por supuesto que el concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos para hacer no competitiva a la manufactura de EE UU”.

La salida de los Estados unidos causa repercusiones, primero se ocasionara un desequilibrio y controversias en políticas ambientales a nivel mundial, segundo al ser uno de los grandes pesos industriales del mundo, el no poder regular y vigilar su desarrollo sostenible y sustentable generará repercusiones importantes en la evolución del medio ambiente y de manera general, tercero podemos considerar que el retiro de los Estados Unidos hará que exista una fuerte disminución en las contribuciones económicas.

Y por último, no va a generar puestos de trabajo en el campo de energía renovable, mismas que eliminan las industrias contaminante, este es un reto que los diversos países integrantes del mencionado acuerdo deben cumplir; Trump tiene en la mira la industria y el petróleo.