daria-nepriakhina-11036

“La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin saberlo.”

Nos queda claro que muchos desconocemos realmente en que consiste o con que finalidad surge un nuevo Sistema de Justicia Penal en nuestro país, es importante mencionar que quien lo impulsa es el Consejo de la Judicatura Federal, buscando nuevos retos para fortalecer al Sistema de Seguridad y Justicia en México.

Dentro de la reforma a nuestro Sistema de Justicia Penal, se implementa un proceso penal de corte acusatorio y oral, regido por principios de publicidad, contradicción, concentración, continuidad e inmediación. En este sentido se busca mejorar la impartición de justicia a través del esclarecimiento de los hechos, de la protección al inocente, procurar que el culpable no quede impune, y reparar los daños causados por el delito.

No dejemos a un lado el papel que juegan los Derechos Humanos dentro de este nuevo Sistema de Justicia; esta figura es de suma importancia para impartir justicia equitativa y llevar a cabo el desarrollo de la legalidad en nuestro país; los derechos que se deben hacer valer están relacionados con el respeto a la intimidad y privacidad, justicia pronta, defensa y asesoría jurídica adecuada y sobretodo inmediata y claro, a ser informado de sus derechos y respetar la libertad personal.

El Ministerio Público, la persona imputada (inculpado) y su defensor, la víctima y su asesor jurídico son partes dentro del nuevo Sistema de Justicia Penal; al mismo tiempo es importante comentar que este sistema se divide en tres etapas que pasan por jueces diferentes: Etapa de Investigación, Etapa Intermedia y el Juicio Oral

La primera etapa se inicia con la presentación de una denuncia, querella u otro requisito equivalente, se debe determina la existencia de un delito, las partes que participan son el la víctima, MP y el Juez de Control.

La segunda etapa es la preparación del juicio, que comprende desde la formulación de la acusación hasta el auto de apertura del juicio; y la tercera etapa es el juicio oral mismo que comprende desde que se recibe el auto de apertura hasta la sentencia emitida por un Tribunal de enjuiciamiento.

En la nueva Justicia Penal no todo es cárcel, y tampoco juicios orales ya que no todos los delitos son graves; motivo por el cual el proceso contempla otras medidas de solución de conflictos, como la Justicia Alternativa o los Procesos Abreviados y los Criterios de Oportunidad, en este proceso existe la mediación o conciliación.

Los Ordenamientos Jurídicos que regulan el nuevo Sistema de Justica Penal son nuestra Constitución Política, el Código Nacional de Procedimientos Penales y los acuerdos generales que emita el Consejo de la Judicatura Federal.