arek-adeoye-213476

“Los alimentos que consumes pueden ser la medicina

más segura y potente, o el veneno más lento”.

Ann Wigmore.

Hoy en día, la sociedad en nuestro país refleja numerosos cambios en su salud, debido al mismo ritmo acelerado que llevan en sus vidas a diario, así mismo una inadecuada alimentación, la cual suele ser rica en grasas saturadas así como químicos dañinos en su composición. Siempre será importante tomar en cuenta que una alimentación balanceada, el estar bien hidratado y realizar ejercicio como fuente de bienestar por lo menos de tres a cuatro veces por semana nos ayudará a equilibrar dos factores muy importantes, como lo son el equilibrio mental y físico.

Esto por ende, nos permitirá gozar de buena salud y bienestar, tener una mejor calidad de vida, desarrollar un óptimo rendimiento día a día y evitar enfermedades principalmente como son cáncer, hipertensión, diabetes y de tipo glandular.

Recordemos que no requerimos precisamente ser unos expertos en artes culinarias para alimentarnos de forma adecuada, algunos métodos que podemos utilizar para preparar nuestros alimentos son el cocido a vapor, asado, hervido, deshidratado de alimentos, entre otros.

A los menores en casa, debemos guiarlos para que adquieran hábitos alimenticios desde temprana edad, los cuales los ayuden a saber distinguir entre los alimentos que los pueden realmente nutrir y los que les puedan causar algún daño a futuro y que les repercuta en su salud.

Como sugerencias se pueden implementar horarios de comida, organización, limpieza en el área donde se manipularán los alimentos, cooperación y la participación por los integrantes de la familia al preparar los alimentos.

Realmente para crear conciencia de nuestra nutrición para sentirnos plenos y en bienestar de nuestras respectivas vidas, debemos tomar en cuenta que es necesaria la participación activa de diferentes colectivos, como lo son: el gobierno, los profesionales en área de salud, los medios de comunicación y la misma industria alimentaria.

Para sentirse una persona plena, el verse y sentirse con vitalidad, siempre será una señal e indicador el cual nos indique que hemos mejorado nuestra calidad de vida, esto nos permitirá obtener un bienestar placentero, cálido y confortable que nos hará sentir simplemente de una forma increíble.