qang-jaka-396400

En la actualidad hay quienes dicen que si lo que deseas es ser feliz, debes tener dinero.

Lo anterior se puede poner a discusión si tenemos presenta la Paradoja de Easterlin*, que establece que si la teoría económica fuera correcta, no debería haber pobres felices ni millonarios infelices, pero los hay.

Además, si bien es cierto que es importante satisfacer tus necesidades básicas para ser feliz, también es una realidad que el dinero no es la única ni la mayor causa de felicidad.

¿Por qué?

Porque estudios elaborados por expertos de la denominada Ciencia de la Felicidad, han encontrado que son al menos ocho los aspectos que más impactan de manera directa en la felicidad que las personas experimentamos.

A estos aspectos se les conoce como “dominios de vida” y entre ellos se encuentran la economía, la familia, la salud, la amistad, la ocupación, la espiritualidad, el tiempo libre y el entorno.

En ese sentido, habría que cuestionarnos qué tan satisfechos estamos con cada uno de estos aspectos y calificar cuál es el valor que tiene cada uno de ellos en nuestra vida para que de esta forma podamos trabajar para incrementar nuestra felicidad.

A ti, ¿qué te hace más feliz?

 

*Richard Easterlin es profesor de Economía de la Universidad del Sur de California. Miembro de la Academia Nacional de Ciencias y Miembro de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias y del Instituto para Estudios del Trabajo (IZA). Autor de las obras: La felicidad, el crecimiento y el ciclo de vida; El economista renuente; Crecimiento triunfante: el siglo XXI en perspectiva histórica; El nacimiento y la fortuna: el impacto de los números sobre el bienestar personal; y editor de La Felicidad en la Economía. Su investigación actual se centra en la relación entre el crecimiento económico, las políticas públicas y el bienestar subjetivo.