soos

Se dice que vivimos tiempos de crisis: crisis económica, crisis financiera e incluso, una crisis social.

En ese sentido, surge una pregunta: ¿podemos ser felices en tiempos de crisis?

Según Albert Einstein, la crisis es la mejor bendición que le puede suceder a una persona o a un país, ya que ésta trae progresos. Además, es justo en momentos de crisis cuando los seres humanos desarrollamos aún más nuestra capacidad creativa y representa una oportunidad para demostrar que si superamos esta etapa nos superamos a nosotros mismos.

Pero, ¿cómo convertir la crisis en una oportunidad para ser felices?

De acuerdo con el francés Laurent Gounelle, experto en desarrollo personal, podríamos aprovechar la crisis para cambiar paradigmas de la sociedad en el sentido de promover la cooperación por encima de la competencia.

Así, de acuerdo con Gounelle, debemos tener presente que la felicidad depende del lugar o situaciones en las que nos enfoquemos, por lo que propone que busquemos 15 minutos de soledad al día para preguntarnos qué nos hace felices y así tomar decisiones con base en eso y no dependiendo de lo externo a nosotros.