bruce-mars-583850-unsplash

Dormir la siesta es un hábito que se ha ido perdiendo, especialmente, debido a que vivimos en un mundo donde la prisa y el estar ocupados durante todo el día es sinónimo de productividad.

Pero, ¿sabías que dormir la siesta entre 10 y 30 minutos aporta grandes beneficios?

Uno de los beneficios de tomarnos un descanso en medio del trabajo es que disminuimos nuestros niveles de estrés. De acuerdo con estudios científicos se ha comprado que los niveles de hormonas del estrés de las personas que acostumbran dormir la siesta son más bajos de las que no lo hacen (aunque éstas practiquen otras actividades de relajación).

Además, el dormir la siesta nos ayuda a ser más productivos dado que nos proporciona más energía, al tiempo que reducimos el riesgo de morir a causa de enfermedades del corazón en un 37 por ciento.

Un beneficio más de dormir la siesta es que aumentan nuestras facultades cognitivas en un 40 por ciento. Es decir, aquellos que duermen la siesta tienen mayor capacidad para memorizar y realizar su trabajo que aquellos que no lo hacen, al tiempo que obtienen mayores puntuaciones en tests de inteligencia.

Sumando cada uno de los beneficios de dormir la siesta nos da como resultado el tener una vida más feliz al no tener grandes niveles de estrés, cumplir con nuestro trabajo de manera eficiente y estar sanos. Así que, ¿qué te parece si a partir de hoy te regalas unos minutos para retomar energía?