Sobre la resonancia magnética y la felicidad

Sobre la resonancia magnética y la felicidad

 Un artículo que fue publicado por la Universidad de Kyoto, y más tarde traducido en una página de la red social de facebook Aquí la liga: http://bit.ly/1WkKEVt Sobre la resonancia magnética y la felicidad. ISAURO BLANCO·LUNES, 18 DE ABRIL DE 2016 La investigación en la Kyoto University señala la estructura neuronal responsable de la felicidad. El ejercicio, la meditación, los libros de autoayuda … buscamos la manera de ser felices. Pero ¿Sabemos realmente qué es la felicidad? Wataru Sato y su equipo de la Universidad de Kyoto han encontrado una respuesta desde una perspectiva neurológica. La felicidad en general, de acuerdo con el estudio, es una combinación de las emociones y la satisfacción de la vida unidas en el precúneo, la región en el lóbulo parietal medio que se activa cuando experimentamos el estar conscientes. La gente siente las emociones de diferentes formas y grados; por ejemplo, algunas personas sienten una felicidad intensa al recibir un cumplido mientras otras no. Los psicólogos han descubierto que los factores emocionales como el anterior junto con el de la satisfacción hacia vida constituyen la experiencia subjetiva de ser “feliz”. El mecanismo neuronal detrás del surgimiento de la felicidad, sin embargo, sigue sin estar claro. La comprensión de este mecanismo, según Sato, será un gran activo para la cuantificación de los niveles de felicidad en una forma objetiva. Sato y su equipo escanearon los cerebros de los participantes en sus investigaciones con MRI ( Resonancia Magnética por sus siglas en inglés). Luego, los participantes tomaron una encuesta en la que se les preguntaba lo felices que eran en términos generales, la intensidad con la...
Bienestar Integral en México

Bienestar Integral en México

Bienestar Integral en México   El World Happiness Report 2016, fue publicado en Roma cuatro días antes del día mundial de la felicidad (Marzo 20), y mide a 156 países en sus niveles de bienestar subjetivo y de felicidad, como indicadores primarios del desarrollo de las personas y las naciones, con la finalidad de establecer políticas públicas que tengan como objetivo mejorar su calidad de vida. En este contexto, el reporte de 2016, demostró que las personas tienen un menor nivel de bienestar auto-reportado en casi todas las naciones, y regiones, así como en la población mundial en general. El ranking de 2016 sitúa a los mismos países en el Top 10 del ranking 2015: Dinamarca, Suiza, Islandia, Noruega, Finlandia, Canadá, Holanda, Nueva Zelanda, Australia y Suecia. México se encuentra en el lugar 21 de los 156 países.  Es decir, de manera preocupante México pasó del lugar 14 en el 2015 al 21 en el 2016, en su nivel de bienestar auto-reportado; bajando 7 lugares, en virtud de que las nuevas variables nos dan un menor nivel de bienestar subjetivo. Un elemento diferencial de los anteriores reportes es que se midió el aporte de seis nuevas variables al bienestar de los países: PIB per cápita, apoyo social, saludable expectativa de vida, libertad para hacer elecciones de vida, generosidad y percepción de corrupción. A estas seis variables se agregó un indicador, que se le denominó “Distopía”, más un residual.  La Distopía es una medida que representa el promedio de los peores indicadores mostrados en las naciones; este indicador, que representa a nivel global una medición de 2.33 (sobre 10), se...
La rutina y la enfermedad

La rutina y la enfermedad

El cerebro humano es una máquina muy capaz, pero si siempre utilizamos las mismas conexiones para realizar nuestras actividades, esta rutina puede atrofiarlo y posteriormente traerle enfermedad. Para evitar que envejezca, necesitamos mantenerlo activo. El neurólogo Carlos Tejero, dice: “Tenemos que crear nuevas conexiones, abrirnos a nuevas vías, mirar de frente a los problemas nuevos y encontrar soluciones”. “Lo mejor para que nuestro cerebro funcione es combinar los ejercicios mentales con las sensaciones”. Creamos nuevos caminos cuando investigamos más allá de nuestras sensaciones. Si cuando olemos algo agradable, buscamos su origen; o cuando disfrutamos de un silencio alrededor, abrimos nuestros sentidos y exploramos nuestras percepciones. El daño “El ejercicio mental también cansa, pero es un cansancio positivo”, explica el doctor, mientras que la depresión, el estrés, la angustia, la preocupación intensa nos “intoxica y obsesiona” y eso “nos provoca falta de atención y concentración”. Cuando le damos entrada a la rutina, comenzamos a perder conexiones nerviosas en nuestro cerebro, ya que son caminos que dejan de usarse. Podemos ayudar a evitarlo, con actividad física y mental, como la lectura, cambiar algunas cosas de lugar como por ejemplo el bote de basura o los platos en casa. Resolver acertijos del tipo de adivinanzas o matemáticos. Los crucigramas son una excelente opción. Cambiar de ruta al ir al trabajo (escuela) y volver a casa; todas estas son actividades sencillas que mantienen joven y útil a nuestro cerebro, siempre aprendiendo y desarrollando. Como conclusión, podemos decir que las rutinas funcionan para hacer más sencillo nuestro trabajo, pero no debemos olvidar que lo sencillo nos evita los retos de seguir aprendiendo y descubriendo nuevos objetivos...
Tomando buenas decisiones

Tomando buenas decisiones

Cada camino está hecho de pequeños pasos, decisiones que tomamos diariamente y que impactan en nuestro presente y futuro. Algunas decisiones son  sencillas de tomar, pero otras implican un análisis concienzudo de las alternativas que tenemos y los diferentes rumbos que tomaríamos al inclinarnos por una u otra. Al final de todo, cada decisión conlleva un riesgo, algunos más medidos que otros, sin embargo es esa incertidumbre la que pone a prueba nuestro criterio y preparación. Muchas veces la experiencia es un factor determinante, que nos ayuda a prever los resultados y medir los riesgos. Pero hay otras ocasiones en las que la toma de decisiones se vuelve una labor realmente difícil, son aquellas situaciones en las que quisiéramos mezclar todas las opciones en una sola realidad, o peor aún, hay veces que ninguna opción nos gusta del todo, pero aún así debemos proceder a dar un paso. ¿Qué se necesita para tomar buenas decisiones? Caminar por suelo poco visible a sabiendas que cualquier paso mal dado puede llevarnos al precipicio, requiere de algunas cosas muy importantes: inteligencia y calma. La mente debe estar clara, y para eso necesita calma, y de manera inteligente analizar los modos de llegar a los objetivos comparando todas las ventajas y desventajas de cada procedimiento. Entre más aspectos seamos capaces de analizar, tendremos una idea más clara de la situación y los posibles rumbos que tome. De cualquier manera, tomar decisiones implica riesgos, y eso es parte de nuestra formación y madurez, asumir las consecuencias de ello. No es posible garantizar los resultados y eso es parte de la vida; así debemos aceptarlo...
La vocación de servicio

La vocación de servicio

La vocación La vocación es una de esas cosas que no se pueden inculcar, de esas características únicas en cada persona que no pueden ser aprendidas ni imitadas, son parte de cada uno de nosotros y de nuestra esencia. La vocación de una persona es la inclinación o preferencia que una persona siente hacia alguna carrera, profesión, oficio o cualquier tipo de actividad. Y gracias a ella es que podemos realizar con eficiencia y cariño un sinnúmero de cosas que para otros no sólo parecen ser difíciles sino que hasta son odiosas. Generalmente, la vocación que exista dentro de cada uno de nosotros tiene mucho que ver o está guiada por nuestros gustos o habilidades y termina de consolidarse mediante varios procesos a lo largo de toda nuestra vida. La vocación de servicio Por ejemplo, la vocación de servicio es un caso muy especial ya que no sólo se trata de sentirse atraído por ciertas tareas que pueden resultar difíciles y pesadas, sino que esas actividades no sólo son un trabajo sino que van encaminadas a beneficiar primordialmente a otras personas. Es decir, utilizar las habilidades, conocimientos o cualquier herramienta de la que dispongamos para servir, ayudar o beneficiar a las demás personas pero no como un trabajo o simplemente la actividad que nos tocó realizar, se hace por el deseo de servir a la demás gente y contribuir en gran o pequeña medida para que la vida de quienes nos rodean o se crucen en nuestro camino sea más sencilla de alguna forma o cuenten con menos dificultades en cualquier sentido. Sin embargo, para poder decir que alguien...