La disciplina es el cimiento de todo gran éxito

La disciplina es el cimiento de todo gran éxito

La disciplina es el cimiento de todo gran éxito: Seis maneras para desarrollar esta habilidad La disciplina es la base de cada éxito. Es la fuerza que nos permite seleccionar lo que es más conveniente para nosotros sin importar que sea lo más cómodo o lo que más ganas tenemos de hacer Ser disciplinados nos forja carácter, nos crea buenos hábitos y nos permite trabajar y dominar nuestra profesión, de ahí la importancia de esta habilidad. Como toda habilidad también tenemos que entrenarla. Conozcamos seis maneras para realizar este entrenamiento: Controlar nuestros impulsos: No dejarnos guiar por sentimientos, provocaciones (propias o externas). Hacer lo que nos propusimos hacer. Establecer prioridades: Saber que es prioritario es ejercer el poder de la disciplina. No todo lo prioritario es lo que nos entretiene, de ahí que la disciplina juega un rol vital para hacerlo. Terminar lo que comenzamos: Si empezamos una tarea, hacerla de principio a fin. A medias nos crea el vicio de posponer y puede causar perder oportunidades que igual y nunca vuelvan. Hacer una cosa a la vez: El famoso “multitasking” le resta calidad a lo que hacemos ya que no estamos poniendo nuestra atención completa a nada, es dividir y fraccionar y ese es el resultado final que se ve, algo dividido, fraccionado, incompleto. Aprender a decir no: Fundamental para lograr disciplina en nuestra vida. Decir no es una decisión honesta, responsable y necesaria cuando la ocasión lo...
Hábitos que roban tu felicidad

Hábitos que roban tu felicidad

A veces nosotros mismos somos el enemigo a vencer y lograr evitar ese autosabotaje del que en ocasiones somos víctimas. Solemos tener arraigados ciertos hábitos destructivos que lentamente van mermando nuestra dosis de felicidad y que a la larga se refleja en una vida gris sin estímulos ni motivaciones. Como por ejemplo: Estar pendiente de la vida de otros y/o compararte con ellos constantemente. No te compares, vive tu vida, conoce tus necesidades y ocúpate en satisfacerlas, el autoconocimiento es el camino de la felicidad. Esperar demasiado a que sea el momento ideal. Pensar de este modo ocasionará que dejes pasar algunas oportunidades magníficas por el hecho de no ser las “ideales”, recuerda que no siempre se trata de hacer lo que amas, sino también de que aprendas a amar lo que haces. Tomar todo como algo personal. Guardar resentimiento solo te hará una persona con una carga emocional excesiva que terminará por hacer muy pesado tu camino en la vida. Toma todo como una lección y una experiencia y no te enganches con comentarios o actitudes que no ayudan a tu felicidad. Buscar la perfección. Significa que estarás el pendiente de muchos detalles que al final de todo no definen si algo te hizo feliz o no, el concepto de felicidad es subjetivo, por lo que no necesitas una larga lista de características para ser feliz, simplemente disfrutar lo que tienes sin ser demasiado exigente. Quedarte en el pasado, o temer al futuro. Cierra tus ciclos, acepta que solo te pertenece el momento que vives, no puedes cambiar lo que viviste, ni puedes controlar tu futuro. No permitas que...
¿Dormir la siesta para ser feliz?

¿Dormir la siesta para ser feliz?

Dormir la siesta es un hábito que se ha ido perdiendo, especialmente, debido a que vivimos en un mundo donde la prisa y el estar ocupados durante todo el día es sinónimo de productividad. Pero, ¿sabías que dormir la siesta entre 10 y 30 minutos aporta grandes beneficios? Uno de los beneficios de tomarnos un descanso en medio del trabajo es que disminuimos nuestros niveles de estrés. De acuerdo con estudios científicos se ha comprado que los niveles de hormonas del estrés de las personas que acostumbran dormir la siesta son más bajos de las que no lo hacen (aunque éstas practiquen otras actividades de relajación). Además, el dormir la siesta nos ayuda a ser más productivos dado que nos proporciona más energía, al tiempo que reducimos el riesgo de morir a causa de enfermedades del corazón en un 37 por ciento. Un beneficio más de dormir la siesta es que aumentan nuestras facultades cognitivas en un 40 por ciento. Es decir, aquellos que duermen la siesta tienen mayor capacidad para memorizar y realizar su trabajo que aquellos que no lo hacen, al tiempo que obtienen mayores puntuaciones en tests de inteligencia. Sumando cada uno de los beneficios de dormir la siesta nos da como resultado el tener una vida más feliz al no tener grandes niveles de estrés, cumplir con nuestro trabajo de manera eficiente y estar sanos. Así que, ¿qué te parece si a partir de hoy te regalas unos minutos para retomar...
La felicidad de dar un abrazo

La felicidad de dar un abrazo

Hay acciones sencillas que nos aportan altos grados de bienestar o felicidad. Una de esas acciones es abrazar. Sí, así como lo lees: el dar o recibir abrazos es una sencilla forma de aumentar nuestra felicidad. ¿Por qué? Porque de acuerdo con Daniel Goleman, psicólogo estadounidense famoso por su libro “Inteligencia emocional”, cuando abrazamos liberamos oxitocina y endorfinas, así como serotonina (comúnmente conocida como “hormona de la felicidad”), lo que provoca que se fortalezca nuestro sistema inmunológico, dejándonos una sensación de bienestar. Pero no sólo eso: el abrazar ayuda a reducir el estrés, nos permite estrechar lazos afectivos y tiene beneficios para nuestra salud al disminuir la presión arterial, al tiempo que nos permite mantener en buen estado los músculos de brazos y hombros y tiene un impacto positivo en el coeficiente intelectual de los niños. En ese sentido, existe una iniciativa mundial llamada “Abrazos gratis” cuyo propósito es promover esta sencilla acción que nos ayuda a incrementar nuestra sensación de bienestar y felicidad. Tú, ¿cuántos abrazos das al...
¿Se puede ser feliz en tiempos de crisis?

¿Se puede ser feliz en tiempos de crisis?

Se dice que vivimos tiempos de crisis: crisis económica, crisis financiera e incluso, una crisis social. En ese sentido, surge una pregunta: ¿podemos ser felices en tiempos de crisis? Según Albert Einstein, la crisis es la mejor bendición que le puede suceder a una persona o a un país, ya que ésta trae progresos. Además, es justo en momentos de crisis cuando los seres humanos desarrollamos aún más nuestra capacidad creativa y representa una oportunidad para demostrar que si superamos esta etapa nos superamos a nosotros mismos. Pero, ¿cómo convertir la crisis en una oportunidad para ser felices? De acuerdo con el francés Laurent Gounelle, experto en desarrollo personal, podríamos aprovechar la crisis para cambiar paradigmas de la sociedad en el sentido de promover la cooperación por encima de la competencia. Así, de acuerdo con Gounelle, debemos tener presente que la felicidad depende del lugar o situaciones en las que nos enfoquemos, por lo que propone que busquemos 15 minutos de soledad al día para preguntarnos qué nos hace felices y así tomar decisiones con base en eso y no dependiendo de lo externo a...