Dormir bien

Dormir bien

Vivimos en un mundo agitado y con prisa, donde las largas jornadas de trabajo aunadas al estrés muchas veces impiden que conciliemos el sueño. Lo anterior, afecta de manera directa a nuestro bienestar, por lo que es necesario que durmamos entre 6 y 8 horas al día. De acuerdo con diversas investigaciones dormir bien aumenta nuestra esperanza de vida, además de que es un arma poderosa contra la obesidad, ya que según un estudio de la Universidad de Washington, dormir poco aumenta nuestro Índice de Masa Corporal hasta 1.4, de la misma forma que dormir más de la cuenta lo aumenta en 0.2. Otro de los beneficios de dormir bien es que nos ayuda a vernos mejor, lo cual nos permite sentirnos más confiados y eleva nuestra felicidad. Además, dormir bien mejora nuestra habilidad en el aprendizaje de tareas motoras, al tiempo que nos ayuda a ser más creativos y a consolidar nuestra memoria. Ahora que conoces los beneficios de dormir bien, ¿te animas a...
La felicidad en las pequeñas cosas

La felicidad en las pequeñas cosas

Dicen que para ser felices debemos recordar cuáles son las pequeñas cosas que hacen grande la vida. El disfrutar de esos instantes que nos aportan felicidad, contribuye a aumentar nuestro bienestar y, por ende, a tener una vida plena. Esas “pequeñas” cosas como despertar con un beso de tus hijos, que alguien te ceda su lugar en el autobús o simplemente el disfrutar del clima y de tu entorno, pueden hacer de un día ordinario uno extraordinario. Si nos enfocamos más en lo bueno que tenemos y que nos rodea que en lo malo, seguramente podremos experimentar un mayor bienestar y felicidad en nuestra vida y transmitirlo a los demás. ¿Qué te parece si a partir de hoy te enfocas en observar todas esas “pequeñas” cosas que te hacen...
Arte y Disciplina

Arte y Disciplina

Conoce nuestras sugerencias para hacer de las artes creativas una disciplina: Evita distracciones: Dejar atrás todas esas actividades secundarias que buscan competir por nuestra atención. Trabaja con un horario: Establecer un tiempo de inicio y uno de fin para darle a nuestra mente una estructura, una base de referencia. Escribe objetivos concretos: Tener perfectamente claro que vamos a hacer en ese tiempo es fundamental. Ya sea escribir tres cuartillas, pintar un lienzo o componer dos estrofas, tener metas específicas, hace que las cumplamos. Crear sin buscar ser perfectos: Los primeros trazos de van Gogh no fueron perfectos, incluso sus obras maestras no fueron consideradas “maestras” sino hasta mucho tiempo después. Creemos y sepamos que siempre habrá tiempo de mejora, la clave es no detenerse. Compártelo y déjalo ir: Al compartir nuestro trabajo, es un paso firme para que deje de ser abstracto y empiece a tomar forma concreta. Asume que no siempre va a gustar: No tomar una critica constructiva o de otra naturaleza como una crítica personal, tomar lo bueno y ser capaz de distinguir aquello que no suma o que no nos funciona. El camino del artista no es una ciencia exacta y lo hermoso del arte es que no se basa en un conjunto de reglas, aun así, una estructura y una base siempre ayuda para dar pasos más firmes y...
Probar cosas nuevas

Probar cosas nuevas

¿Cuándo fue la última vez que te atreviste a hacer algo nuevo? Si fue hace mucho, ¿por qué no lo has hecho? ¿Miedo, quizás? De acuerdo con diversos estudios, el hacer cosas nuevas nos ayuda a experimentar mayor bienestar y a entrenar a nuestro cerebro a que, en lugar de temerle a lo desconocido, recuperemos la capacidad de asombro que teníamos cuando éramos niños. No importa qué es lo nuevo que quieres experimentar: puede ser desde probar comida exótica hasta aventarte de un paracaídas, lo importante es salir de la zona de confort y vivir nuevas experiencias. Atrévete a sacar a tu niña (o) interior y a disfrutar de una vida más feliz alejada de la monotonía. ¿Te...
Liderazgo al estilo Nelson Mandela: Paciencia y perdón al servicio de los demás

Liderazgo al estilo Nelson Mandela: Paciencia y perdón al servicio de los demás

Mandela forjó un vida de servicio desde sus inicios, misma que fue creciendo durante 27 años en prisión, lo que terminó por madurar su visión y misión en este mundo, misma que luego guió a Sudáfrica a evolucionar como nación e inspirar al mundo entero como bandera de perdón, de humidad y servicio a los demás. “Una de las cosas más difíciles no es cambiar la sociedad sino cambiarse a uno mismo. ” — NELSON MANDELA Nelson Mandela vivió lo que predicaba, características que lo hacían un gran líder, mismas caractersticas que todos nosotros podemos cultivar para nuestro propio bienestar: Paciencia: Si algo caracterizó a Mandela, fue ser paciente. Supo resistir 27 años en prisión sin desesperarse, sin perder sus ideales, sin perderse a sí mismo y sin perder la esperanza de algún día ser libre y mediante ello, liberar a su país. Humildad: Trataba de la misma manera a un rey que a un mendigo. No hay diferencias, todos somos seres humanos y todos somos igual de importantes. Visionario: Capaz de seguir su objetivo hasta las últimas consecuencias, siempre pensando que iba a ser posible sin importar la adversidad temporal. Capacidad de perdonar: Razones y motivos le sobraban para llenarse de odio y resentimiento, pero el decidió el camino del perdón y la paz. Saber delegar: Mandela fue capaz de dar un paso al costado al terminar su mandato, sabiendo que la verdadera democracia va más allá de una persona y una visión. Conocerse a uno mismo: Tenía perfectamente claro cuáles eran sus fortalezas y en qué áreas no era tan capaz. Esto lo hizo un líder muy...