Proyecto de vida, familia feliz.

Proyecto de vida, familia feliz.

PROYECTO DE VIDA, FAMILIA FELIZ Por María Eugenia Mora Tal vez en este momento el mundo resulta avasallador para ti. Con tantas actividades cotidianas en términos de competencia, stress y obligaciones inmediatas, puede que pienses que no tienes tiempo para una de las mayores y -desde mi punto de vista- mejores empresas: La Familia. Este pensamiento constante en “una sociedad que por lo regular nos honra por nuestro éxito económico y nos aplaude por nuestra abnegación”, puede modificarse 360 grados, en principio reconociendo que el núcleo que nos representa y en el que vivimos día con día se conformó por decisión propia, nadie nos obligó. Partiendo de esto, independientemente de que las relaciones familiares son íntimas, intensas, variadas y complejas, podemos diseñar lo que se llama un Proyecto de Vida, mismo que coadyuvará a lograr metas en conjunto y también individuales. Respecto al tema que hoy tocamos que es la familia, será en conjunto. Es decir, ¿cuáles son aquellos elementos que debo incorporar en mi núcleo para mejorarlo y conformar una familia feliz? Desde mi modesta opinión considero que los siguientes  factores  a tomar en cuenta para que tu empresa o proyecto se desarrollen con éxito, entre otros son: amor, respeto, comunicación, valores y reglas. Independientemente de responder con honestidad y claridad las siguientes preguntas: ¿Cuál es la meta común como familia? ¿Cuáles son nuestras coincidencias como familia? ¿Cuáles son nuestras fortalezas como familia? Voy más allá, es conformar una filosofía familiar -con los elementos señalados- en la que hagamos  un equipo o bloque totalmente fuerte que ninguna tormenta o crisis pueda afectar. Es decir, generar un círculo virtuoso...
Reflejarnos en otros para conocer lo que somos

Reflejarnos en otros para conocer lo que somos

REFLEJARNOS EN OTROS PARA CONOCER LO QUE SOMOS         Por María Eugenia Mora Hace un par de años cuando tuve la oportunidad de tomar un diplomado en Vida y Familia, una frase que quedó grabada en mi mente fue: “lo que te choca, te checa”, ¿qué significa esto? Simplemente que cuando algo nos molesta de los otros, es porque tal vez nosotros cometemos las mismas acciones. Esta frase es utilizada comúnmente en psicología para explicar la proyección; “mecanismo de defensa por el que el sujeto atribuye a otras personas las propias virtudes o defectos, incluso sus carencias (falta)”. Cuando mental o verbalmente tendemos a molestarnos por alguna actitud o forma de ser en los demás, sería muy positivo reflexionar en ese mismo instante si eso que nos alteró, es lo mismo que nosotros hacemos. Y es altamente positivo porque nuestros juicios y señalamientos serían menos severos e incluso tendríamos la oportunidad de hacer pausas continuamente para mejorar nuestro entorno y  el de los demás. Una tarea indispensable para lograr y profundizar los cambios que deseamos hacer en nuestra vida, es ejercitar nuestra mente y actuar en consecuencia. Un simple ejercicio sería cuestionarnos con toda la sinceridad del mundo, sin auto-engaños o negación de los hechos. ¿Por qué el comportamiento del otro me molesta tanto. Acaso, es un reflejo de lo que en realidad soy? Es decir, reflejarnos en otros para conocer lo que somos resulta sumamente esencial para crecer y mejorar nuestra vida familiar, profesional y social.     Tal vez pensamos que es algo difícil de llevar a la práctica; sin embargo, considero que es cuestión de tomar una...
Exprésate con el alma

Exprésate con el alma

EXPRÉSATE CON EL ALMA Por María Eugenia Mora En las últimas semanas una pregunta ronda mi mente, ¿qué tan capaces somos de reflexionar cotidianamente y reconocer si hemos endurecido nuestros corazones y por ello, en ocasiones no somos capaces de reconocemos a nosotros mismos? Es el tiempo de buscar nuestra esencia espiritual. Demos sentido a nuestra vida, ayudando a las personas que necesitan de nosotros; en los niños desamparados, en las madres niñas a quienes les han robado su inocencia, en los ancianos que han dejado su sabiduría y su fuerza en la lucha por  sobrevivir. Transformemos almas y cuerpos, de verdad.  Avancemos hacia un mundo más humano, más profundo, más espiritual, vale la pena. Llora cuando sea necesario, no te reprimas, libértate de todas las ataduras que en la niñez te impusieron; tal vez sólo te sientes una víctima que sólo el amor, la esperanza y la acción pueden sanar. Agradece todos los días, la maravillosa oportunidad de estar en este mundo. Tómate solo un momento para saber que eres una persona afortunada, agradece tus manos, tus ojos, tus labios, tu vida y ríndete ante el Ser Superior, quien tu cultura y razonamiento te haya enseñado. Recibe desde lo más profundo de tu corazón, un momento a solas, en silencio, atrae la energía que necesitas para generar ese cambio que vienes pensando desde hace tiempo, extiende tus manos, recibe lo bueno y lo mejor, limpia tu ser y tus pensamientos negativos para iniciar la obra. Déjate llevar y siente todo ese amor que está dentro de ti, queriendo desbordarse para tocar vidas y hacerlas felices. Exprésate con el...
El silencio juega a nuestro favor

El silencio juega a nuestro favor

EL SILENCIO JUEGA A NUESTRO FAVOR Por María Eugenia Mora Nuestro diálogo interno se acalla cuando practicamos el silencio, una virtud que pocos logran dominar. Hablar lo necesario o incluso callar en una conversación y medir el impacto de nuestras palabras, puede resultar favorable y nos puede ayudar a logar mejores negociaciones y a crecer espiritualmente. Existe un relato que ilustra claramente este concepto; señalan que cuando Tomás Alva Edison negoció con la empresa telegráfica Western Unión un precio por el teletipo que había inventado, su esposa le sugirió $20.000, pero él pensaba que era una cantidad elevada; al momento de hablar con los directivos, no pudo sugerir dicha cantidad, intentó hablar pero decidió permanecer en silencio, finalmente los empresarios le señalaron: “¿Qué le parecen $100.000?”. Bajo este planteamiento, el silencio es una virtud que sin duda juega a nuestro favor desde el punto de vista que deseemos ver. Sin embargo, lograr al menos media hora de silencio es una práctica que pocos -sólo quienes dominan en su totalidad el ego- pueden lograr. Reconocer y acallar nuestro diálogo interno resulta muy interesante cuando nos proponemos crecer y desarrollarnos espiritual e internamente. Tomarnos un tiempo diario para tranquilizarnos, sólo observar y poner atención en nuestro entorno, seguramente nos ayudará a tomar las mejores decisiones, a ponernos en los zapatos de los otros y a actuar con mayor prudencia y templanza. Practicar el silencio, como ya lo habíamos señalado en párrafos anteriores, también nos puede favorecer en el momento de realizar alguna operación de negocios. En el sentido bíblico se dice: “en la boca del necio está la soberbia, más el...
Agradecer

Agradecer

  EL AGRADECIMIENTO UN ACTO DE HUMILDAD QUE NOS ENGRANDECE Por María Eugenia Mora Más allá las reglas de educación en el contexto social, agradecer es un acto de humildad que nos lleva necesariamente a sentirnos bien internamente, generando una sensación de bienestar cuando realizamos acciones positivas. Pero el agradecimiento va más allá, cuando uno realiza una acción de esta naturaleza, hacia el universo, hacia una persona, cualquier ser viviente o un animalito, tiene un efecto boomerang. Todo regresa a ti multiplicado, a toda acción corresponde una reacción, simple y llanamente porque forma parte de la ley del dar. Agradecer con el alma, desde el fondo del ser, es una acción en la que pocos reparamos, pasar por alto que tenemos que dar gracias por la propia vida, es como negar nuestra existencia. El sólo hecho de estar vivos, completos y tener salud, es algo que debemos de agradecer desde lo más profundo de nuestro corazón. Quienes recibimos el don de la vida y la abundancia, estamos obligados a dar gracias por este valioso tesoro que no todas las personas logran conjuntar. Un techo confortable, agua calientita en la ducha, alimentos en la mesa, vestimenta, el amor de tu familia, un medio de transporte, amigos, una vida socialmente activa y en general, cosas y situaciones que nos llenan de felicidad, nos deberían hacer reflexionar en lo afortunados que somos. Reconocer con humildad que el agradecimiento nos hace sentir bien con nosotros mismos, es mejorar nuestro ánimo y nuestro entorno. Aceptar el desafío que implica vivir con plenitud es un reto diario, dar gracias por el  milagro de la vida...