Una manera de combatir el estrés es con Empatía

Una manera de combatir el estrés es con Empatía

  En uno de sus artículos recientes, el Psicólogo Arthur Ciaramicoli sostiene que la escucha empática puede ser la clave para reducir el estrés en nuestras vidas en general. ¿Cuántas veces hemos estado preocupados por algún asunto de trabajo, por un amigo o tal vez por un ser querido y al preguntar si todo está bien…? se obtiene una simple respuesta: “Todo esta bien, sólo estoy estresado”, como si no hubiera nada de qué preocuparse. ¿en verdad no hay nada de qué preocuparse? A menudo usamos las palabras “estoy estresado” casualmente en nuestras conversaciones cotidianas, con poco reconocimiento de los efectos adversos del estrés en nuestras vidas. Pero la evidencia sugiere que deberíamos de poner mucha más atención por nuestros niveles de estrés en los que podemos encontrarnos. El Centro para el Control de Enfermedades encontró que el 66 por ciento de los trabajadores estadounidenses dicen que pasan las noches en vela preocupados por los efectos físicos o emocionales del estrés, y el estrés se ha relacionado con muchos problemas de salud, incluyendo la obesidad y las enfermedades del corazón -especialmente entre los estadounidenses de bajos ingresos. El estrés no sólo nos afecta, pero puede afectar a los que nos rodean, tanto en nuestro ambiente de trabajo, así como,  a nuestros hijos. No todo el estrés es malo, por supuesto. El estrés también puede ser estimulante o llevarnos a cuidar por el bienestar de los demás, si se canaliza en la forma correcta. Tampoco es siempre evitable ya que muchos de nosotros tenemos vidas con factores de estrés fuera de nuestro control personal, como es el caso de vivir en la Ciudad de México teniendo que soportar largos períodos de tiempo para transportarnos...
CAMBIO DE CREENCIAS

CAMBIO DE CREENCIAS

Basado en las enseñanzas de Robert Diltz y Milton Erickson. ¿Qué es una creencia? Sin irnos a definiciones muy elaboradas…….. “Una creencia es un supuesto que uno cree que es verdad”. Nuestras creencias están en la raíz de todos nuestros pensamientos, sentimientos y comportamientos. En realidad, la creencia no es más que la generalización de una experiencia pasada. Sin embargo, estas creencias, a menudo desarrolladas como estrategia de afrontamiento en la infancia, se mantienen hasta la edad adulta en un nivel inconsciente y se convierten en las causas subyacentes a todo lo que pensamos, sentimos y hacemos. Y cuando ponemos un deseo consciente en contra de un impulso inconsciente, va a ganar el impulso inconsciente, sin duda alguna, en todo momento. Para poder cambiar esto, es necesario aprender técnicas para transformar creencias limitantes en creencias potencializadoras. Hay varias maneras de lograrlo. Una de las herramientas más poderosas hoy en día es la técnica de la Hipnosis Ericksoniana La idea principal es la de cambiar la percepción de la gente de creer que lo que los hace sufrir es la experiencia que viven que se convierte en un recuerdo horrible, sino que lo que lo que hace sufrir es la interpretación previa que se hace del evento y que está llena de sufrimiento por la historia personal de cada quien. Esta es la primera manera de aflojar la rigidez de la forma de pensar. Cambiar la estructura de la mente y la forma que tiene. Muchas de nuestras creencias limitantes se instalan durante nuestra niñez, aunque no es lo que sucede siempre. El patrón es que nuestra mente inventa falsas...
EL PODER DE LA IMAGINACIÓN

EL PODER DE LA IMAGINACIÓN

La imaginación no tiene ningún significado si no genera o provoca acciones. No hay que dejar que los sueños queden en eso, en solo sueños. Hay que llevar la imaginación al siguiente nivel y transformarla en un visión clara, en un plan, en una estrategia, que se traduzca en acciones concretas y claras. De igual forma la realidad puede ser transformada si no contamos con una imaginación cierta y acorde a nuestros deseos y sueños. ¡Qué tan importante puede ser nuestra imaginación, que el mismo mundo que nos rodea es tan solo un marco que permite ubicar todas esas ideas e imágenes que surgen de ella y se alinean con nuestro entorno! Pero también, esa fuerza que llega a tener nuestra imaginación, puede llevarnos a umbrales insospechados, que pudieran ubicarnos en situaciones no agradables a nuestra conciencia y espíritu. No debemos dejar todo en sus manos, la armonía como regla de convivencia con nuestra imaginación, armonía con nuestra realidad y entorno. No confundir lo que imaginamos, con la historia que ya hemos vivido. Ambas están en nuestra mente, en la misma esencia, pero de distinto origen. No hay frontera clara entre ellas, según las neurociencias, para la mente no hay diferencia entre la realidad y la imaginación, siendo más bien la imaginación un factor de transformación para nuestra historia. Tanto poder tiene la imaginación, que en comparación con la realidad, es de cierta forma infinita, la realidad tiene límites, definidos, específicos, la imaginación no. La imaginación debe de ejercitarse para que esta crezca, y pudiera ser que es en la madurez cuando tiene más poder, más que en la...
La ciencia de la auto-compasión.

La ciencia de la auto-compasión.

Basado en el libro de Kristin Neff’s new book, Self-Compassion (William Morrow, 2011) En una sociedad obsesionada con la competencia, en lugar de que se facilite el logro de nuestras metas, se complica. Nos dice Kristin Neff “Aprende a ser amable contigo mismo”. La búsqueda de la auto-compasión, es nuestro boleto a la felicidad Entonces, ¿qué es la auto-compasión? ¿Qué significa exactamente? En el nuevo libro de Kristin Neff, Auto-Compasión (William Morrow, 2011), se define a la auto-compasión con base a tres componentes básicos: Se requiere auto-bondad, es decir, que seamos suaves y mostremos comprensión con nosotros mismos en lugar de ser críticos y unos jueces severos con nosotros mismos. Se requiere el reconocimiento de nuestra humanidad común, sentirnos conectados con otros en la experiencia de la vida en lugar de sentirnos aislados y alienados por nuestro sufrimiento. Se requiere de la “mindfulness” o atención plena, para lograr que seamos conscientes de nuestra experiencia de una manera equilibrada, en lugar de ignorar nuestro dolor o exagerarlo. Es necesario aceptarlo tal y como es. Es deseable que logremos combinar estos tres elementos esenciales con el fin de llegar a ser verdaderamente auto-compasivos. Los buenos sentimientos de auto-compasión no dependen de ser especial y superior a la media o del cumplimiento de metas ideales. En lugar de ello, sirven para cuidar de nosotros mismos de una manera frágil e imperfecta, pero magníficamente a como somos. En lugar de enfrentarnos a nosotros mismos contra otras personas en un partido de la comparación sin fin, aceptamos lo que compartimos con los demás y nos sentimos más conectados y fluyendo en el proceso. Y...
LA ACTITUD, ELEMENTO ESENCIAL PARA ALCANZAR NUESTRAS METAS

LA ACTITUD, ELEMENTO ESENCIAL PARA ALCANZAR NUESTRAS METAS

La actitud, ese comportamiento tan especial que tomamos ante cualquier tipo de situación que nos presenta la vida, personas o momentos, es tan fundamental en nuestros resultados, que siempre es importante poner atención en ello. Podríamos hablar y discutir lo que es una mala o buena actitud, de lo que representa y de cómo nos afecta. Lo que es un hecho es que nada puede detener a una persona con una buena actitud mental para alcanzar sus metas y nada en la tierra puede ayudar a alguien con una mala actitud. El fallar no nos puede rebasar, no nos afectará si la determinación para obtener el éxito es lo suficientemente fuerte. Una actitud en la que si fallo, aprendo del error, una actitud de certeza en el avance del camino, una actitud que se refleje en nuestra mirada, en nuestra consideración a cada actividad, en cada logro como resultado de nuestro esfuerzo, en cada aprendizaje. Toda genialidad viene acompañada de un gran entusiasmo, de una actitud certera y proclive al éxito. Podemos hacer un cambio en nuestras vidas, simplemente cambiando nuestra actitud. No hay trabajos insignificantes o poco dignos, hay actitudes insignificantes. Un optimista observa la rosa y no sus espinas, y en cambio un pesimista se detiene contemplando tan sólo las espinas. Debemos de considerar un demonio de comportamiento, la apatía, un gran ejemplo de mala actitud que afecta de manera inmediata y cercana cualquier deseo, meta o sueño. Una persona con grandes esperanzas, establece a su vez grandes metas, lo que lleva a esa persona a saber qué hacer y trabajar de forma constante y entusiasta. Y...