Economía


 

¿Cómo encontrar la felicidad en la adversidad?

Los saludo estimados lectores, hoy quiero tratar un tema que parece difícil pero que con un poco de reflexión no lo es tanto. En primer lugar repito la frase de Miguel de Unamuno, en el ensayo Mi religión, cuando afirma que el no vende soluciones, de igual modo su servidor lo único que hace es dar un punto de vista para que cada quien pueda formar un criterio propio. Considero que el tratar de imponer panaceas, caminos secretos, mensajes ocultos o cualquiera de esas formas de encontrar radicalmente un sentido a la vida son erróneas y han probado históricamente su más profundo fracaso. Es innegable el hecho de que las condiciones económicas son muy adversas, vivimos en un país abrumado por la corrupción, la impunidad, el desempleo la ignorancia y el resentimiento. Esto obviamente no es nuevo, pero han existido épocas de mayor esplendor, como la denominada Milagro mexicano, lapso en que el tipo de cambio se mantuvo estable durante dos décadas, pero ya han pasado muchos años desde aquel tiempo. Tenemos que partir aceptando realidades, sólo mediante eso se puede alcanzar una felicidad auténtica y libre de engaños. Cualquier cosa que tenga una mentira detrás de sí, tarde o temprano se caerá como un castillo de naipes. Es por ello que quiero hacer mención de lo que ya han expresado diversos y reconocidos autores en el sentido de afirmar que los problemas de nuestro país son estructurales, es decir, parten de una raíz y del modo en cómo está integrada nuestra patria, por lo que son muy difíciles de resolver y no son susceptibles de remediarse en un...

Eficiencia vs eficacia

Todos queremos ser eficaces, y a la vez quisiéramos ser eficientes; pero no siempre van de la mano estos dos conceptos. ¿Conoces su significado y sus diferencias? Etimológicamente son muy similares ambos términos, pero en los negocios, se utilizan para definir dos tipos de comportamientos muy diferentes entre sí. La eficiencia Se define como la habilidad para conseguir los resultados buscados con la menor inversión posible de recursos. Su atención está centrada en el método para conseguir los resultados, la mejor forma de hacer las cosas, y en el menor tiempo posible. En pocas palabras, la eficiencia se ocupa del CÓMO hacer las cosas. La eficacia Se define como la habilidad para alcanzar los objetivos o metas planteados, los cuales pueden estar o no planeados de la forma más eficiente. Su atención se centra en los resultados, y no en el modo de conseguirlos. De manera que es posible que seamos eficaces, más no eficientes. La eficacia y la eficiencia son necesarias para tener una buena calidad de vida, de nada sirve lograr los objetivos o alcanzar nuestras metas a costa de sacrificar las cosas importantes como la familia, o la salud. El resultado de este balance, será la efectividad. Es importante recalcar que no siempre es verdad que el fin justifica los medios, debemos encontrar un equilibrio entre la importancia de los objetivos y la manera de alcanzarlos. Debemos prepararnos y buscar alternativas que nos permitan ser más eficientes no en el sentido de terminar todo más rápido, pues a nivel personal no solo el tiempo y el dinero son los factores que intervienen en nuestra vida. Aspectos...

Los 8 dominios de vida

En el estudio de la felicidad, se han definido 8 aspectos o dominios de vida en los que el ser humano se desenvuelve y mediante los cuales es posible medir la percepción de felicidad de cada individuo. Mediante preguntas orientadas a cuantificar qué tan satisfechos están con ese aspecto es posible interpretar un balance como positivo o negativo. Dichos dominios son: la familia, la economía, la ocupación, el entorno, la amistad, el tiempo libre, la salud y la espiritualidad. Estos aspectos presentan diferentes necesidades, las cuales deben ser satisfechas lo suficiente para brindar una buena calidad de vida. Todos necesitamos una familia y un hogar en donde crecer y sentirse apoyado para aprender los diferentes mecanismos de adaptación en la vida diaria. Del mismo modo, la economía representa una faceta importante no siendo el dinero el único indicador de una buena economía, sino más bien el balance de lo que se gana con lo que se gasta. Las deudas se perciben siempre como un factor de ansiedad e intranquilidad. Es mejor llevar una economía sana con las menos deudas posibles. Los dominios El entorno es un aspecto que incluye las áreas verdes, los espacios públicos, deportivos, culturales, escolares, entre otros. Y también el ambiente en el que el individuo se desenvuelva en lo que lo rodea. La amistad es un pilar importante al proveer al individuo de sentido de pertenencia, apoyo, compañía e identificación. Un grupo social donde se siente identificado con personas de gustos e intereses similares, así como de circunstancias. El tiempo libre es un aspecto que brinda un espacio para desarrollar la creatividad, el talento, los...

Ya viene el Buen Fin, analiza tu situación.

Ya viene el Buen Fin y pronto todo el país se verá envuelto en la locura de las compras pero, ¿sabes cómo sacarle provecho a esta situación? Aquí te decimos como sobrevivir a estos días y hacer buenas inversiones sin morir en el intento. Lo primero es checar el estado de tus finanzas. Por muy buenas ofertas que encuentres no puedes gastar el dinero que no tienes ni dejar de pagar las deudas o cosas importantes que haya que pagar. En segundo lugar debes darte a la tarea de revisar el precio regular de los productos que te interesa comprar para verificar que en el Buen Fin los estás comprando con un descuento o promoción que valga la pena. Otra recomendación muy importante es hacer un listado de los productos que tienes intención de buscar o comprar, y otra de los artículos que aunque no son de tu entero interés podrías darte el lujo de adquirir si se presenta una buena oportunidad. También es necesario que, con base en tu salario, los gastos y deudas que tengas, hagas un presupuesto del dinero que dispones para este tipo de compras y previamente apartes o ahorres por separado el dinero del que podrías disponer para este evento especial. Así evitarás que pasado el Buen Fin te topes con la desagradable sorpresa de haber gastado más de lo que habías planeado y tengas que reajustar tu quincena. Como medida de precaución, no olvides hacer conciencia profunda y tener muy claro si aprovecharás el Buen Fin para hacer compras necesarias, es decir, objetos o productos que ya tenías pensado adquirir y que gracias...

10 Consejos para enfrentar una crisis en nuestra vida.

Todos hemos vivido alguna crisis en nuestra vida, y sabemos lo que significa estar ahí dentro de una licuadora en donde nada se mantiene en su lugar, a veces sucede poco a poco, y otras veces sucede de manera muy abrupta, de la noche a la mañana nos encontramos en una situación inesperada, que no sabemos cómo manejar. Lo primero que se debe hacer es tapar los agujeros más importantes y evitar que la nave se hunda, pero para esto hay que pedir ayuda; acercarnos a nuestra familia y amigos cercanos para informarles de la situación en ocasiones es suficiente para empezar a recibir la ayuda necesaria. Coordinarse para repartir los nuevos deberes priorizando aquellos que ponen en riesgo el futuro de nuestra vida y la de nuestra familia. Ya sea el quedarse sin empleo o el tener un familiar enfermo, en ambos casos el impacto no es sólo emocional sino económico, y hay que atender ambos aspectos. Lo más importante es que uno se encuentre en las mejores condiciones para lidiar con la nueva situación, ya sea que dure unos días o se extienda por un periodo más prolongado, debemos ser sabios con la dosificación de esfuerzos ya que a veces no sabemos cuánto tiempo va a durar esa situación. Tratar de mantenerse equilibrado, apoyarse en el círculo social cercano, avisar a los jefes y con quienes tengamos un compromiso que cumplir, es necesario para dedicarnos en atención suficiente a la situación que nos aqueja. En la medida de lo posible cumplir con las obligaciones anteriormente adquiridas, y cancelar o delegar aquellas que pueda realizar otra persona en...

La felicidad y el dinero.

Si bien dicen que el dinero no da la felicidad, también es cierto que el aspecto económico es muy importante para el desarrollo personal; sin embargo no se trata de que a mayor riqueza, mayor felicidad. Los estudios han demostrado que vuelve a tratarse de la perspectiva que las personas tienen de sus finanzas; hablemos mejor de estabilidad económica. Una persona que vive con los gastos al día, sumida en deudas y que mes a mes sólo ve pasar su dinero de una mano a otra, difícilmente podrá decir que está satisfecha con ese aspecto. La estabilidad es un factor muy importante que nos permite tener una perspectiva positiva de nuestra situación y por el contrario, en su ausencia la visión del entorno puede ser realmente pesimista y por ende, los niveles de felicidad son casi nulos. Las preocupaciones económicas, así como de salud encabezan la lista de obstáculos mencionados por la población para aumentar su felicidad. Una sociedad necesita promover culturas de ahorro para evitar el consumismo indiscriminado, de este modo la población experimentará estabilidad que a su vez desencadenará un sano crecimiento en su percepción de bienestar. Debemos preocuparnos no sólo de ganar más, sino de gastar mejor; ¿realmente estoy gastando en lo que necesito para atender mis necesidades? O solamente estoy viviendo una ilusión de poder adquisitivo basada en el endeudamiento a muy largo plazo. “No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita” Agustín de Hipona. Síguenos en nuestra cuenta de twitter @ImaginaMXF y en nuestro Fanpage de Facebook...

¿Trabajar para vivir o vivir para trabajar?

¿Ustedes creen que es posible jubilarse a los 30 años? Les comparto la historia de Pete y su esposa, unos jóvenes canadienses que lograron retirarse a los 30 años y hoy se jactan de vivir de sus ahorros.   Pete y su esposa comenzaron a trabajar desde los 20 años de edad y decidieron ahorrar lo más posible para poder retirarse antes del trabajo. Su filosofía fue gastar lo menos posible y sustituir todas las actividades costosas por otras más económicas, como ir en bicicleta al trabajo en lugar de comprar un auto. Calculan que se ahorraron US$300.000 en una década sólo por no andar en auto, y unos US$75.000 por no ir a restaurantes todo el tiempo.   Ahora viven de una manera austera gracias a sus ahorros y dedican su tiempo a las actividades que les gustan, sin preocuparse de un trabajo formal y un salario mínimo.   Su historia es famosa y me parece que puede ser un buen pretexto para pensar en nuestra situación personal. ¿Ustedes gastan mucho en cosas innecesarias? ¿Compran su desayuno en lugar de prepararlo en casa? ¿Prefieren pasar la tarde en un centro comercial en vez de jugar con sus hijos en casa?   La economía de la felicidad nos dice que una vez cubiertas las necesidades básicas, tener más dinero no nos da mayor felicidad. El otro motivo de reflexión de esta historia es buscar trabajar en algo que realmente nos apasione, pues como bien dicen, si encontramos el trabajo que nos gusta, no tendremos que trabajar el resto de nuestra vida. ¿Ustedes qué opinan?   Conozcan aquí la historia...