Búsqueda

Latest post


La música y nuestro estado de ánimo

¿Alguna vez has pensado en el efecto que tiene la música en tu estado de ánimo? Si es así, deseamos contarte que, de acuerdo con un artículo publicado por la revista Nature Neuroscience, escuchar música agradable aumenta nuestros niveles de dopamina, lo que provoca placer, semejante al producido por otras sensaciones. El grupo de investigadores integrado por Salimpoor, Benovoy, Larcher, Dagher y Zatorre, encontraron que la música agradable provoca una sensación de bienestar, y que esta sensación empieza desde el momento en que piensas en escuchar música que te gusta. De hecho, hay quienes recomiendan crear una “lista de reproducción de felicidad”, es decir, que elijamos aquellas canciones que sabemos nos ponen de buenas y que las escuchemos al iniciar del día, ya que de esta manera podremos incrementar nuestro bienestar y sentirnos felices. Así que, ¿qué te parece si empiezas tu día escuchando tu canción favorita y de paso te conviertes en una persona más feliz? Referencia: Valorie N Salimpoor, Mitchel Benovoy, Kevin Larcher, Alain Dagher & Robert J Zatorre, “Anatomically distinct dopamine release during anticipation and experience of peak emotion to music” en Nature Neuroscience,...

LA RÉPLICA: ¿DERECHO Y POLÉMICA?

El derecho de réplica se despliega a dos ámbitos: el individual y el colectivo; en el primero se deben garantizar el respeto los derechos de terceros, la honra y la dignidad, construidos con base en la opinión, percepción o buena fama que se tiene de las personas y puede verse afectado por falsa, inexacta o calumniosa información que se hace regularmente por medios de comunicación.

¿Es legítima la felicidad que se siente al ver el dolor ajeno?

Como siempre lo he manifestado en esta editorial, la felicidad es subjetiva y depende de muchas cosas, tanto naturales como convencionales, sin embargo, el abanico es infinito y racionalmente inconocible, yo me quedo con la idea de que cada quien puede hacer lo que crea que le haga feliz, siempre y cuando no se atenten contra derechos de terceros y/o el orden público.