El bienestar más allá del dinero

El bienestar más allá del dinero

En la actualidad hay quienes dicen que si lo que deseas es ser feliz, debes tener dinero. Lo anterior se puede poner a discusión si tenemos presenta la Paradoja de Easterlin*, que establece que si la teoría económica fuera correcta, no debería haber pobres felices ni millonarios infelices, pero los hay. Además, si bien es cierto que es importante satisfacer tus necesidades básicas para ser feliz, también es una realidad que el dinero no es la única ni la mayor causa de felicidad. ¿Por qué? Porque estudios elaborados por expertos de la denominada Ciencia de la Felicidad, han encontrado que son al menos ocho los aspectos que más impactan de manera directa en la felicidad que las personas experimentamos. A estos aspectos se les conoce como “dominios de vida” y entre ellos se encuentran la economía, la familia, la salud, la amistad, la ocupación, la espiritualidad, el tiempo libre y el entorno. En ese sentido, habría que cuestionarnos qué tan satisfechos estamos con cada uno de estos aspectos y calificar cuál es el valor que tiene cada uno de ellos en nuestra vida para que de esta forma podamos trabajar para incrementar nuestra felicidad. A ti, ¿qué te hace más feliz?   *Richard Easterlin es profesor de Economía de la Universidad del Sur de California. Miembro de la Academia Nacional de Ciencias y Miembro de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias y del Instituto para Estudios del Trabajo (IZA). Autor de las obras: La felicidad, el crecimiento y el ciclo de vida; El economista renuente; Crecimiento triunfante: el siglo XXI en perspectiva histórica; El nacimiento y...
HOY ES EL DÍA….

HOY ES EL DÍA….

Por María Eugenia Mora Dadas las circunstancias que actualmente vivimos, mantenernos en una actitud reflexiva, positiva y con un deseo genuino por cambiar las cosas, para la mayoría resulta harto difícil. Sólo basta con abrir las páginas de la internet, la televisión o escuchar la radio y los periódicos y en verdad el corazón, el estomago y todo nuestro ser, se contrae, no sólo de dolor, sino de impotencia y rabia. Igual que ustedes, me hago todos los días una sólo pregunta: ¿Cuándo van a cambiar las cosas? Inmediatamente me respondo. ¿Qué estoy haciendo para cambiarlas?, para lograr que mi congénere, el otro, los otros tengan -cada día- un poco más de humildad, humanidad y realicen su trabajo con entrega, alegría, ya no digamos con amor, por lo menos con respeto hacia los demás. La primera pregunta es: ¿sinceramente deseamos que las cosas cambien? Según el diccionario la sinceridad es: “falta de fingimiento en las cosas que se dicen o en lo que se hace”. Y agregaría: ¿soy indiferente de lo que pasa en mi entorno? Por consiguiente, una primera lectura sería: dejemos de fingir en tal o cual acción, sin reservas hagamos retro-inspección con nosotros mismos, no caigamos el papel de juzgar lo que nosotros mismos avalamos o -más allá- hacemos para mantener el status o nuestra condición privilegiada, y es que no se trata de mandar a volar todo e ir en contra de las reglas del sistema, sino desde nuestra área de trabajo, actividad o acción, tratemos de dar lo mejor de nosotros, no por interés, sino porque al final del camino tendremos el cerebro, el...
¿El dinero el camino a la felicidad?

¿El dinero el camino a la felicidad?

En el mundo en el que vivimos, donde al parecer el consumo es lo más importante, se ha promovido la idea que la felicidad sólo puede alcanzarse con dinero. A pesar de esto, la sabiduría popular dice que éste no da la felicidad y estudios científicos lo han demostrado, ya que si el dinero originara felicidad, no podrían existir pobres felices ni millonarios infelices, pero los hay. Si bien es cierto que para ser feliz lo ideal sería tener cubiertas tus necesidades básicas como vivienda, vestido y alimento, también se ha demostrado a nivel país que en aquellos donde el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita ha aumentado, sus índices de felicidad o bienestar subjetivo no lo han incrementado. Si nos preguntamos si el dinero nos hace felices, podríamos responder que eso depende de si tienes satisfechas las necesidades elementales de un ser humano y también de la forma en la que concibes tu realidad y lo que es más importante para ti. Te preguntamos: ¿el dinero es lo único que te hace...
Los Estados Unidos de Trump

Los Estados Unidos de Trump

Recientemente un tema que está en todos los noticieros, redes sociales y en boca de muchos ambientalistas y ciudadanos interesados en tener un planeta mucho mejor y conservar lo poco que nos queda, es el Acuerdo de París y la salida de Los Estados Unidos de Trump. El 12 de diciembre de 2015, se reunieron 195 naciones en París, con un fin en común, firmar un acuerdo vinculante mundial sobre el clima, su aplicabilidad sería en el año 2020, cuando finalice la vigencia del protocolo de Kioto, este acuerdo se ratificó el 22 de abril de 2016 para celebrar el Día de la Tierra. El Acuerdo de París busca evitar el cambio climático, estableciendo un plan de acción mundial que pone el límite del calentamiento global, pretende mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de los 2 ºC., como el objetivo a largo plazo, también plantea programas de acción mundial para que las emisiones globales alcancen su nivel máximo cuanto antes. El cambio climático es un problema mundial y lo entendemos como un cambio estable y continuo en las condiciones climáticas que perjudican la superficie terrestre, incluye el calentamiento global y otros aspectos que influyen el aumento de gases de efecto invernadero. El calentamiento global es el aumento gradual de temperaturas de la atmósfera y océanos de la tierra y el efecto invernadero es un fenómeno por el cual ciertos gases retienen energía emitida por el suelo, una vez calentado por la radiación solar, pero lo que contrasta y preocupa es que actualmente ese proceso de calentamiento ya no es precisamente por el sol, es hecho...
Bienestar social en la zona  metropolitana más grande del país

Bienestar social en la zona metropolitana más grande del país

  Por principio, es importante señalar que 8 de cada 10 habitantes en el país vive dentro de una zona metropolitana. Asimismo, dentro de estas áreas de conurbación, la población crece a un ritmo superior al del resto del país. A este fenómeno de concentración poblacional se suma la concentración de las unidades económicas, la producción, la oferta de empleos y, por ende, la concentración en la dotación de equipamiento urbano, infraestructura, así como de toda clase de bienes y servicios públicos. En este contexto, el Estado de México junto con la Ciudad de México y el Estado de Hidalgo conforman la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), considerada como la zona metropolitana con el mayor número de habitantes, pues en ella viven 2 de cada 10 mexicanos. El tamaño de su población es tal, que de compararse con el de las ciudades más grandes del mundo ocuparía el 5to lugar a nivel mundial, únicamente por debajo de Tokio, Seúl, Beijing y Shangai. Por otra parte, tenemos el papel de la economía que se genera en la ZMVM, el cual —de acuerdo con datos serios— indica que en ella se generan 2.5 de cada 10 pesos en el país; se contribuye con el 34% al PIB nacional; se estima un PIB per cápita de 180 mil pesos anuales; se invierten 82 mil pesos en promedio por cada integrante de la población económicamente activa (PEA); se ocupa el 1er lugar a nivel nacional en cuanto a diversificación económica, con 935 sectores económicos  (superior en 354 a los del promedio nacional); se cuenta con 2.4 grandes empresas por cada mil...
¿Cómo encontrar la felicidad en la adversidad?

¿Cómo encontrar la felicidad en la adversidad?

Los saludo estimados lectores, hoy quiero tratar un tema que parece difícil pero que con un poco de reflexión no lo es tanto. En primer lugar repito la frase de Miguel de Unamuno, en el ensayo Mi religión, cuando afirma que el no vende soluciones, de igual modo su servidor lo único que hace es dar un punto de vista para que cada quien pueda formar un criterio propio. Considero que el tratar de imponer panaceas, caminos secretos, mensajes ocultos o cualquiera de esas formas de encontrar radicalmente un sentido a la vida son erróneas y han probado históricamente su más profundo fracaso. Es innegable el hecho de que las condiciones económicas son muy adversas, vivimos en un país abrumado por la corrupción, la impunidad, el desempleo la ignorancia y el resentimiento. Esto obviamente no es nuevo, pero han existido épocas de mayor esplendor, como la denominada Milagro mexicano, lapso en que el tipo de cambio se mantuvo estable durante dos décadas, pero ya han pasado muchos años desde aquel tiempo. Tenemos que partir aceptando realidades, sólo mediante eso se puede alcanzar una felicidad auténtica y libre de engaños. Cualquier cosa que tenga una mentira detrás de sí, tarde o temprano se caerá como un castillo de naipes. Es por ello que quiero hacer mención de lo que ya han expresado diversos y reconocidos autores en el sentido de afirmar que los problemas de nuestro país son estructurales, es decir, parten de una raíz y del modo en cómo está integrada nuestra patria, por lo que son muy difíciles de resolver y no son susceptibles de remediarse en un...