La felicidad en las pequeñas cosas

La felicidad en las pequeñas cosas

Dicen que para ser felices debemos recordar cuáles son las pequeñas cosas que hacen grande la vida. El disfrutar de esos instantes que nos aportan felicidad, contribuye a aumentar nuestro bienestar y, por ende, a tener una vida plena. Esas “pequeñas” cosas como despertar con un beso de tus hijos, que alguien te ceda su lugar en el autobús o simplemente el disfrutar del clima y de tu entorno, pueden hacer de un día ordinario uno extraordinario. Si nos enfocamos más en lo bueno que tenemos y que nos rodea que en lo malo, seguramente podremos experimentar un mayor bienestar y felicidad en nuestra vida y transmitirlo a los demás. ¿Qué te parece si a partir de hoy te enfocas en observar todas esas “pequeñas” cosas que te hacen...
Colaboración: un paso para la felicidad

Colaboración: un paso para la felicidad

Vivimos en un mundo de solitarios, es decir, en un lugar donde se ha privilegiado la competencia en lugar de la colaboración y donde el individualismo trata de imponerse sobre la solidaridad. Lo anterior, dado que, como menciona Elsa Punset, filósofa española, solemos crecer con el temor de que la cooperación entraña renuncia y debilidad, lo cual es una falacia, ya que se ha comprobado que el altruismo, el afecto y la empatía juegan un rol determinante en la supervivencia humana al permitirnos afrontar problemas y dificultades. De acuerdo con antropólogos y genetistas, la colaboración impacta positivamente en nuestro bienestar, en nuestra felicidad, en nuestra salud y en nuestra longevidad, pero no sólo eso, el ser solidarios con los que nos rodean nos conecta con lo más humano que tenemos. Así que, si queremos aumentar nuestro bienestar y nuestra felicidad, en Imagina México A.C. creemos indispensable que reemplacemos la costumbre del actual sistema que nos incita a competir, por uno que se base en la colaboración y la...
La felicidad en las pequeñas cosas

La felicidad en las pequeñas cosas

Dicen que para ser felices debemos recordar cuáles son las pequeñas cosas que hacen grande la vida. El disfrutar de esos instantes que nos aportan felicidad, contribuye a aumentar nuestro bienestar y, por ende, a tener una vida plena. Esas “pequeñas” cosas como despertar con un beso de tus hijos, que alguien te ceda su lugar en el autobús o simplemente el disfrutar del clima y de tu entorno, pueden hacer de un día ordinario uno extraordinario. Si nos enfocamos más en lo bueno que tenemos y que nos rodea que en lo malo, seguramente podremos experimentar un mayor bienestar y felicidad en nuestra vida y transmitirlo a los demás. ¿Qué te parece si a partir de hoy te enfocas en observar todas esas “pequeñas” cosas que te hacen...
Liderazgo al estilo Nelson Mandela: Paciencia y perdón al servicio de los demás

Liderazgo al estilo Nelson Mandela: Paciencia y perdón al servicio de los demás

Mandela forjó un vida de servicio desde sus inicios, misma que fue creciendo durante 27 años en prisión, lo que terminó por madurar su visión y misión en este mundo, misma que luego guió a Sudáfrica a evolucionar como nación e inspirar al mundo entero como bandera de perdón, de humidad y servicio a los demás. “Una de las cosas más difíciles no es cambiar la sociedad sino cambiarse a uno mismo. ” — NELSON MANDELA Nelson Mandela vivió lo que predicaba, características que lo hacían un gran líder, mismas caractersticas que todos nosotros podemos cultivar para nuestro propio bienestar: Paciencia: Si algo caracterizó a Mandela, fue ser paciente. Supo resistir 27 años en prisión sin desesperarse, sin perder sus ideales, sin perderse a sí mismo y sin perder la esperanza de algún día ser libre y mediante ello, liberar a su país. Humildad: Trataba de la misma manera a un rey que a un mendigo. No hay diferencias, todos somos seres humanos y todos somos igual de importantes. Visionario: Capaz de seguir su objetivo hasta las últimas consecuencias, siempre pensando que iba a ser posible sin importar la adversidad temporal. Capacidad de perdonar: Razones y motivos le sobraban para llenarse de odio y resentimiento, pero el decidió el camino del perdón y la paz. Saber delegar: Mandela fue capaz de dar un paso al costado al terminar su mandato, sabiendo que la verdadera democracia va más allá de una persona y una visión. Conocerse a uno mismo: Tenía perfectamente claro cuáles eran sus fortalezas y en qué áreas no era tan capaz. Esto lo hizo un líder muy...
HOY ES EL DÍA….

HOY ES EL DÍA….

Por María Eugenia Mora Dadas las circunstancias que actualmente vivimos, mantenernos en una actitud reflexiva, positiva y con un deseo genuino por cambiar las cosas, para la mayoría resulta harto difícil. Sólo basta con abrir las páginas de la internet, la televisión o escuchar la radio y los periódicos y en verdad el corazón, el estomago y todo nuestro ser, se contrae, no sólo de dolor, sino de impotencia y rabia. Igual que ustedes, me hago todos los días una sólo pregunta: ¿Cuándo van a cambiar las cosas? Inmediatamente me respondo. ¿Qué estoy haciendo para cambiarlas?, para lograr que mi congénere, el otro, los otros tengan -cada día- un poco más de humildad, humanidad y realicen su trabajo con entrega, alegría, ya no digamos con amor, por lo menos con respeto hacia los demás. La primera pregunta es: ¿sinceramente deseamos que las cosas cambien? Según el diccionario la sinceridad es: “falta de fingimiento en las cosas que se dicen o en lo que se hace”. Y agregaría: ¿soy indiferente de lo que pasa en mi entorno? Por consiguiente, una primera lectura sería: dejemos de fingir en tal o cual acción, sin reservas hagamos retro-inspección con nosotros mismos, no caigamos el papel de juzgar lo que nosotros mismos avalamos o -más allá- hacemos para mantener el status o nuestra condición privilegiada, y es que no se trata de mandar a volar todo e ir en contra de las reglas del sistema, sino desde nuestra área de trabajo, actividad o acción, tratemos de dar lo mejor de nosotros, no por interés, sino porque al final del camino tendremos el cerebro, el...
LA RÉPLICA: ¿DERECHO Y POLÉMICA?

LA RÉPLICA: ¿DERECHO Y POLÉMICA?

                                  “Los derechos se toman, no se piden, se arrancan no se mendingan” Para iniciar el tema, sería importante recalcar que dentro de nuestra Constitución Política en su artículo 6°, mismo que se encuentra dentro de los derechos fundamentales de la libertad de expresión y acceso a la información, encontramos el derecho de réplica. El día 26 de junio de este año, se expidió el Decreto de la Ley Reglamentaria en el tema de derecho a réplica, con el objetivo de garantizar y reglamentar el presente derecho; concretamente habla del derecho de toda persona a que sean publicadas o difundidas las aclaraciones que resulten pertinentes respeto de datos o informaciones transmitidas o publicadas por los sujetos obligados. Vamos por partes, los sujetos obligados son aquellos que deben informar sobre sus acciones y justificarlas en público, conforme a la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Rendición de Cuentas, deben transparentar sus acciones así como garantizar y respetar el derecho al acceso a la información pública. En este contexto, los sujetos obligados son agencias de noticias, los productores independientes y cualquier otro emisor de información y de contenido original. Partiendo ya de una base, la Ley Reglamentaria nos explica que toda persona podrá ejercer el derecho de réplica respecto de la información inexacta o falsa que emita cualquier sujeto obligado, y que le cause agravio. Se engloban diversos temas dentro de la Ley por ejemplo, personas físicas y morales, temas en materia electoral, partidos políticos, candidatos y pre candidatos de elección popular y nos señalan...