HOY ES EL DÍA….

HOY ES EL DÍA….

Por María Eugenia Mora Dadas las circunstancias que actualmente vivimos, mantenernos en una actitud reflexiva, positiva y con un deseo genuino por cambiar las cosas, para la mayoría resulta harto difícil. Sólo basta con abrir las páginas de la internet, la televisión o escuchar la radio y los periódicos y en verdad el corazón, el estomago y todo nuestro ser, se contrae, no sólo de dolor, sino de impotencia y rabia. Igual que ustedes, me hago todos los días una sólo pregunta: ¿Cuándo van a cambiar las cosas? Inmediatamente me respondo. ¿Qué estoy haciendo para cambiarlas?, para lograr que mi congénere, el otro, los otros tengan -cada día- un poco más de humildad, humanidad y realicen su trabajo con entrega, alegría, ya no digamos con amor, por lo menos con respeto hacia los demás. La primera pregunta es: ¿sinceramente deseamos que las cosas cambien? Según el diccionario la sinceridad es: “falta de fingimiento en las cosas que se dicen o en lo que se hace”. Y agregaría: ¿soy indiferente de lo que pasa en mi entorno? Por consiguiente, una primera lectura sería: dejemos de fingir en tal o cual acción, sin reservas hagamos retro-inspección con nosotros mismos, no caigamos el papel de juzgar lo que nosotros mismos avalamos o -más allá- hacemos para mantener el status o nuestra condición privilegiada, y es que no se trata de mandar a volar todo e ir en contra de las reglas del sistema, sino desde nuestra área de trabajo, actividad o acción, tratemos de dar lo mejor de nosotros, no por interés, sino porque al final del camino tendremos el cerebro, el...
LA RÉPLICA: ¿DERECHO Y POLÉMICA?

LA RÉPLICA: ¿DERECHO Y POLÉMICA?

                                  “Los derechos se toman, no se piden, se arrancan no se mendingan” Para iniciar el tema, sería importante recalcar que dentro de nuestra Constitución Política en su artículo 6°, mismo que se encuentra dentro de los derechos fundamentales de la libertad de expresión y acceso a la información, encontramos el derecho de réplica. El día 26 de junio de este año, se expidió el Decreto de la Ley Reglamentaria en el tema de derecho a réplica, con el objetivo de garantizar y reglamentar el presente derecho; concretamente habla del derecho de toda persona a que sean publicadas o difundidas las aclaraciones que resulten pertinentes respeto de datos o informaciones transmitidas o publicadas por los sujetos obligados. Vamos por partes, los sujetos obligados son aquellos que deben informar sobre sus acciones y justificarlas en público, conforme a la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Rendición de Cuentas, deben transparentar sus acciones así como garantizar y respetar el derecho al acceso a la información pública. En este contexto, los sujetos obligados son agencias de noticias, los productores independientes y cualquier otro emisor de información y de contenido original. Partiendo ya de una base, la Ley Reglamentaria nos explica que toda persona podrá ejercer el derecho de réplica respecto de la información inexacta o falsa que emita cualquier sujeto obligado, y que le cause agravio. Se engloban diversos temas dentro de la Ley por ejemplo, personas físicas y morales, temas en materia electoral, partidos políticos, candidatos y pre candidatos de elección popular y nos señalan...
¿Es legítima la felicidad que se siente al ver el dolor ajeno?

¿Es legítima la felicidad que se siente al ver el dolor ajeno?

  Amigo lector ¿Alguna vez has visto la gran cantidad de comentarios sobre de la muerte de un delincuente? ¿Has leído cómo la gente se complace al saber que un toro se ha muerto? O simplemente te percatas que la gente se congratula cuando se entera que a su ex le ha ido mal. Pues bien, hay que analizar cuidadosamente el fenómeno y darnos cuenta que, más que un motivo para sentir alegría, quizá algunas de esas situaciones son motivo para estar triste. Como siempre lo he manifestado en esta editorial, la felicidad es subjetiva y depende de muchas cosas, tanto naturales como convencionales, sin embargo, el abanico es infinito y racionalmente inconocible, yo me quedo con la idea de que cada quien puede hacer lo que crea que le haga feliz, siempre y cuando no se atenten contra derechos de terceros y/o el orden público. Ahora bien, el odio y la animadversión que se tiene sobre algo o sobre alguien puede resultar satisfactoria, sin embargo, corresponde más a una compensación del sentimiento adversativo que a una felicidad como tal, es más, puede tratarse de un intento por librarse de un complejo mediante la desgracia de los demás, algo que siempre será cuestionable. En el caso de los linchamientos, en primer lugar no podemos sentirnos contentos porque alguien transgreda el marco normativo, pero igualmente nos podríamos sentir al saber que una turba asesina a un ser humano, ya que eso denota el fracaso del Estado por impartir justicia y una clara impunidad, como sucede en nuestro país. Es por tanto que hacer justicia por propia mano no es correcto,...
Volvamos a los arquetipos

Volvamos a los arquetipos

  ¿Quién duda del naufragio de la vida de las sociedades contemporáneas? La verdad es que muchos lo dudan, y aún más, ni siquiera es un tema que preocupe. Tenemos muchos diagnósticos y soluciones. Nos hemos convertido en activistas indignados por todo lo que pasa en la sociedad, en teoría, claro. Al mismo tiempo, a decir del famoso filósofo Slavoj Zizek, nos parece más probable una invasión alienígena, que un cambio del sistema económico y social. Dijo un famoso demente de principios del siglo XX, el famoso juez Schreber: “El dios muerto pesa más que el dios vivo, y del mismo modo, nos devora” La herencia del universo positivista y el paradigma científico materialista, condenaron al reino del espíritu al ámbito de la superstición, y al reino psicológico profundo al rincón más apartado de la academia. Pero la realidad es que el abandono de la dimensión espiritual es la causa última de los males individuales y sociales actuales, desde las recurrentes crisis económicas, hasta la inseguridad y el terrorismo de las sociedades contemporáneas. Como no podemos generar un consenso al hablar en el nivel del espíritu (pneumático), lo haremos desde el punto de vista de la psicología profunda. En resumen, diremos que nadie puede vivir plenamente sin integrar a su vida arquetipos de pensamiento, sentimiento y conducta. ¿Quién determina cuáles son estos arquetipos? La tradición los contiene y los propone todos. “El hombre es un animal de costumbres” se decía anteriormente. Hoy es un animal de modas, y las modas son entornos poco propicios para que la totalidad de una persona pueda asentarse y dejarse crecer en un arquetipo....
Nuevo sistema de justicia penal, ¿será el emblema de la legalidad en nuestro país?

Nuevo sistema de justicia penal, ¿será el emblema de la legalidad en nuestro país?

  “La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin saberlo.” Nos queda claro que muchos desconocemos realmente en que consiste o con que finalidad surge un nuevo Sistema de Justicia Penal en nuestro país, es importante mencionar que quien lo impulsa es el Consejo de la Judicatura Federal, buscando nuevos retos para fortalecer al Sistema de Seguridad y Justicia en México. Dentro de la reforma a nuestro Sistema de Justicia Penal, se implementa un proceso penal de corte acusatorio y oral, regido por principios de publicidad, contradicción, concentración, continuidad e inmediación. En este sentido se busca mejorar la impartición de justicia a través del esclarecimiento de los hechos, de la protección al inocente, procurar que el culpable no quede impune, y reparar los daños causados por el delito. No dejemos a un lado el papel que juegan los Derechos Humanos dentro de este nuevo Sistema de Justicia; esta figura es de suma importancia para impartir justicia equitativa y llevar a cabo el desarrollo de la legalidad en nuestro país; los derechos que se deben hacer valer están relacionados con el respeto a la intimidad y privacidad, justicia pronta, defensa y asesoría jurídica adecuada y sobretodo inmediata y claro, a ser informado de sus derechos y respetar la libertad personal. El Ministerio Público, la persona imputada (inculpado) y su defensor, la víctima y su asesor jurídico son partes dentro del nuevo Sistema de Justicia Penal; al mismo tiempo es importante comentar que este sistema se divide en tres etapas que pasan por jueces diferentes: Etapa de Investigación, Etapa Intermedia y el Juicio Oral La primera etapa se inicia...
Ley 3 de 3, ¿un desafío ciudadano?

Ley 3 de 3, ¿un desafío ciudadano?

LEY 3 DE 3…. ¿UN DESAFÍO CIUDADANO? POR SANTINA CONCHA   “Iniciativa que busca reconstruir la confianza ciudadana a través del compromiso y transformación de la clase política en nuestro país: funcionarios y políticos que antepongan los intereses de México a los suyos”. Cuando nos enteramos que la familia presidencial y ciertos funcionarios federales tenían créditos hipotecarios, confirmamos aún más la sospecha de que nuestro país tenía serios problemas con la corrupción, después, se derivó una dolosa crisis nacional con la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, y así podemos tocar temas sensibles, por ejemplo Veracruz y su desvió de aproximadamente 44 mil millones de pesos. En efecto, no existe un vacuna para terminar con la mochada, con la transa, ni con la política que manejamos solo para hacer dinero, pero, si existe una fuerza, una masa de conciencias ciudadanas que buscan vivir mejor, que buscan tener unas sociedad equitativa y dejar a un lado la famosa afirmación “…Me dueles México”. El 18 de julio de 2016, nuestro presidente promulgo un paquete de siete leyes, que dan lugar al nacimiento del Sistema Nacional Anticorrupción, de las cuales la Ley 3 de 3 forma parte; misma que fue impulsada por un grupo de ciudadanos y organizaciones que buscaban reunir 120,000 firmas, para poder impulsarla como iniciativa de ley, claro todo derivado al cansancio y hastió de la corrupción en México. Se reconoce por su puesto, un avance significativo con este primer paquete de siete leyes dirigidas a exterminar la corrupción, es importante aclarar que esta Ley 3 de 3 se convirtió en lo que hoy conocemos como la Ley...