Dejar ir el estrés: No hay nada a qué aferrarse

Dejar ir el estrés: No hay nada a qué aferrarse

Por: Leo Babauta Encontrar la causa, y trabajar para resolver esa causa. En mi experiencia, he encontrado que la causa fundamental de la tensión es aferrarse a las cosas. Nos aferramos a la esperanza de que las cosas vayan como esperábamos o planeamos, y luego nos estresamos tratando de hacer que así suceda, o nos frustra cuando no lo logramos. El aferrarse a las cosas causa nuestro estrés y frustraciones. Entonces, ¿cómo podemos dejar de aferrarnos? Al darnos cuenta de que no hay nada a qué aferrarse. Que todo es cambiante, nada es permanente, todo evoluciona, al igual que nosotros mismos. Lo que podemos hacer hoy para detectar el estrés: Preguntarnos lo que nos está estresando hoy. Preguntarnos a qué nos estamos aferrando. Imaginemos que las causas que nos estresan no existen. ¿Cómo cambia esto las cosas? Te invitamos a conocer más sobre el autor en: http://zenhabits.net/ y puedes leer la versión original en...
Visualización: Hagamos de nuestras metas, realidades

Visualización: Hagamos de nuestras metas, realidades

Es muy común en el deporte escuchar a los atletas decir: “Salió justo como lo imaginaba”, “fue exactamente como lo soñé”, “de niño me veía en el podio cantando el himno de mi país”. En esto podemos encontrar un patrón, una repetición, un cuento que nos contamos a nosotros mismos sobre lo que queremos ser y cómo lograrlo. De ahí la importancia de la visualización ya que es catalizador de una ruta crítica que puede tardar años en cristalizarse, pero mientras se cristaliza, nos ayuda a transformarnos en esa persona que necesitamos ser, para hacer de nuestros sueños, realidades. Un ejemplo concreto y siguiendo el deporte como metáfora de vida, el atleta con más medallas de oro en la historia de las Olimpiadas, Michael Phelps, desde que se inició en el deporte y con la ayuda de su madre y en especial de su entrenador, Michael antes de dormir visualizaba todos los escenarios de las competiciones: desde mantener la calma antes de la competencia, qué hacer ante los imprevistos, como seria ganar un oro olímpico hasta como aceptar la derrota en caso de presentarse. La visualización ayuda a Phelps y a cualquier persona a que se comprometa a practicarla, en lo siguiente: Programar nuestra mente para el largo recorrido hacia nuestras metas. Nos permite estar enfocados y concentrados hacia objetivos concretos. Nos ayuda a eliminar las distracciones. Nos permite ver la adversidad como situaciones temporales, no como permanentes. Nos da una ruta a seguir y nos refuerza nuestra convicción sobre nuestras elecciones. Muchos de nosotros no somos deportistas olímpicos y no ambicionamos una medalla de oro, pero si tenemos...
De regreso a la rutina: Cómo rendir más entre semana

De regreso a la rutina: Cómo rendir más entre semana

Se acaba el fin de semana y regresamos a nuestra rutina, trabajo, escuela, obligaciones y responsabilidades. Esta transición entre descanso y trabajo no tienen que ser drástica, ni un cambio significativo en nuestro estilo de vida. aún más importante, no tenemos que verlo como una carga hasta que vuelva a ser viernes por la tarde y comience el fin de semana de nuevo. Las siguientes prácticas nos facilitan tener una semana más organizada, libre de estrés y con el suficiente tiempo para poder invertirlo en otras áreas vitales de nuestra persona como lo son nuestra familia, amigos y gustos personales: Lista de prioridades: Determinar que es urgente, que es importante y que puede esperar hasta que se resuelvan las dos jerarquías anteriores. Programar actividades: Por lo general, tenemos determinado nuestros horarios laborales, repetir esta práctica para otras actividades como el hacer ejercicio o convivir con nuestros seres queridos para darle su espacio y asi evitar excusas. Fijar tiempos: Si en lugar de darnos un tiempo indefinido para pensar y ejecutar una tarea, le ponemos una “deadline” o limitante de tiempo, nos enfocamos en acabar sin evitar posponerla, sobrepasar o dejarla hasta que pase de importante a urgente. Despertarnos temprano: Si recorremos un poco el reloj y nos damos unos minutos extra cada mañana, esto nos permite encarar nuestros compromisos diarios con mejor actitud ya que tuvimos un tiempo para prepararnos, relajarnos y hacer alguna actividad que nos gusta. Todos tenemos los mismos minutos al día, la gran diferencia es saber organizarnos para realmente hacerlos valer....
Dejar ir el estrés: No hay nada a qué aferrarse

Dejar ir el estrés: No hay nada a qué aferrarse

El estrés contribuye a problemas de salud, infelicidad, depresión, problemas de pareja, y mucho más. Siempre vamos a tener algo de estrés en nuestras vidas, pero ¿cómo podemos manejarlo? Por: Leo Babauta Encontrar la causa, y trabajar para resolver esa causa. En mi experiencia, he encontrado que la causa fundamental de la tensión es aferrarse a las cosas. Nos aferramos a la esperanza de que las cosas vayan como esperábamos o planeamos, y luego nos estresamos tratando de hacer que así suceda, o nos frustra cuando no lo logramos. El aferrarse a las cosas causa nuestro estrés y frustraciones. Entonces, ¿cómo podemos dejar de aferrarnos? Al darnos cuenta de que no hay nada a qué aferrarse. Que todo es cambiante, nada es permanente, todo evoluciona, al igual que nosotros mismos. Lo que podemos hacer hoy para detectar el estrés: Preguntarnos lo que nos está estresando hoy. Preguntarnos a qué nos estamos aferrando. Imaginemos que las causas que nos estresan no existen. ¿Cómo cambia esto las cosas? Te invitamos a conocer más sobre el autor en: http://zenhabits.net/ y puedes leer la versión original en...
La disciplina son los cimientos de todo gran éxito: Seis maneras para desarrollar esta habilidad

La disciplina son los cimientos de todo gran éxito: Seis maneras para desarrollar esta habilidad

La disciplina es la base de cada éxito. es la fuerza que nos permite seleccionar lo que es más conveniente para nosotros sin importar que sea lo más cómodo o lo que más ganas tenemos de hacer. Ser disciplinados nos forja carácter, nos crea buenos hábitos y nos permite trabajar y dominar nuestra profesión, de ahi la importancia de esta habilidad. Como toda habilidad también tenemos que entrenarla (de cierta forma es una paradoja: buscar ser disciplinados para aprender a serlo). conozcamos seis maneras para realizar este entrenamiento: Aprender a controlar nuestros impulsos: No dejarnos guiar por sentimientos, provocaciones (propias o externas). Hacer lo que nos propusimos hacer. Aprender a establecer prioridades: Saber que es prioritario es ejercer el poder de la disciplina. No todo lo prioritario es lo que nos entretiene, de ahí que la disciplina juega un rol vital para hacerlo. Aprender a terminar lo que comenzamos: Si empezamos una tarea, hacerla de principio a fin. A medias nos crea el vicio de posponer y puede causar perder oportunidades que igual y nunca vuelvan. Aprender a hacer una cosa a la vez: El famoso “multitasking” le resta calidad a lo que hacemos ya que no estamos poniendo nuestra atención completa a nada, es dividir y fraccionar y ese es el resultado final que se ve, algo dividido, fraccionado, incompleto. Aprender a decir no: Fundamental para lograr disciplina en nuestra vida. Decir no es una decisión honesta, responsable y necesaria cuando la ocasión lo amerita. La disciplina son los cimientos de todo gran éxito....
El esfuerzo como herramienta vital de crecimiento

El esfuerzo como herramienta vital de crecimiento

Si no duele, no sirve, ¿qué tanta verdad hay en esta frase? Tiene su argumento en en el dolor que representa el entrenamiento físico que permite a los músculos del cuerpo crecer y desarrollarse; pero además significa que en área emocional y espiritual el dolor es necesario para forjar el carácter mediante la perseverancia y la constancia, es una realidad que dentro del esfuerzo encontramos la formación necesaria para crecer y fortalecernos. ¿Por qué? Por que el sufrimiento produce perseverancia y la perseverancia, a su vez, entereza de carácter. Por ello, es importante desde siempre asumir esa relación y trabajarla desde niños de acuerdo a nuestra edad y capacidad, pero acostumbrarnos a que sin esfuerzo no hay madurez, no hay desarrollo. Muchas personas obtienen las cosas gracias a sus capacidades o habilidades y esto es muy bueno, pero también es importante trabajar aquellas áreas para las que no tenemos mucha habilidad, porque es posible también alcanzar un buen nivel aún en aspectos para los que no fuimos dotados, sin embargo en el camino aprender a encontrar herramientas y por supuesto aprender a manejarlas. Toda vez que veamos al esfuerzo como el camino para llegar a la formación, estamos más dispuestos a enfrentar desaveniencias y adversidades y a mirar a éstas como oportunidades de crecimiento sin morir en el...