¿Qué es una distinción?

¿Qué es una distinción?

¿Qué es una Distinción? La diferencia por la cual una cosa no es otra. Y nos apoya a tener otro punto de vista o referencia, para nuestro actuar y tomar decisiones adecuadas en la experiencia que estamos viviendo. Este cuento de Diego Van nos lo explica perfecto, disfrútalo. Cuento……. Le preguntaron al Maestro cuál era la diferencia entre la química y la alquimia en las relaciones de pareja… Dijo estas hermosas y sabias palabras: – Las personas que buscan química son científicos del amor, es decir, están acostumbrados a la acción y a la reacción. Las personas que encuentran la alquimia son artistas del amor, crean constantemente nuevas formas de amar. – Los químicos aman por necesidad. Los alquimistas por elección. – La química muere con el tiempo, la alquimia nace a través del tiempo… – La química ama el envase. La alquimia disfruta del contenido. – La química sucede. La alquimia se construye. – Todos buscan química, solo algunos encuentran la alquimia. – La química atrae y distrae a machistas y a feministas. – La alquimia integra el principio masculino y femenino, por eso se transforma en una relación de individuos libres y con alas propias, y no en una atracción que está sujeta a los caprichos del ego. En conclusión, dijo el Maestro mirando a sus alumnos: – La alquimia reúne lo que la química separa. La alquimia es el matrimonio real, la química el divorcio que vemos todos los días en la mayoría de las parejas. “Comencemos a construir relaciones conscientes, pues la química siempre nos hará envejecer el cuerpo, mientras la alquimia siempre nos acariciará...
Vive

Vive

A todos nos gusta la poesía y sobre todo aquella que tiene que ver con un sentir o un momento en nuestra vida que nos motive, emocione, enamore y nos enseñe a cambiar paradigmas en nuestro ser y a entender que la vida es un camino lleno de sorpresas y que se vive día a día con una verdadera intensión ser feliz. Te comparto este poema.   VIVE No dejes que termine el día Sin haber crecido un poco, Sin haber sido feliz, Sin haber aumentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite El derecho a expresarte, que es casi un deber. No abandones las ansias de hacer De tu vida algo extraordinario.   No dejes de creer que las palabras y Las poesías sí pueden cambiar el mundo. Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión. La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, Nos   convierte en protagonistas De nuestra propia historia.   Aunque el viento sople en contra, La poderosa obra continúa: Tú puedes aportar una estrofa. No puedes aportar una estrofa. No dejes nunca de soñar, Porque en sueños es libre el hombre. No caigas en el peor de los errores: El silencio.   La mayoría vive en un silencio espantoso. No te resignes. Huye. “Emito mis alaridos por los techos de este mundo”, Dice el poeta. Valora la belleza de las cosas simples. Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas, Pero no podemos remar en contra De nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta...
¿Cómo cerrar ciclos?

¿Cómo cerrar ciclos?

Cerrando círculos o cerrando capítulos, como quiera llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos. Lo importante es dejar ir momentos de la vida que se van clausurando. ¿Terminó su trabajo? ¿Se acabó la relación? ¿Ya no vive más en esa casa? ¿Debe irse de viaje? ¿La amistad se acabó? Puede pasarse mucho tiempo de su presente revolcándose en los por qué, en devolver el casette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho. El desgaste va a ser infinito por que en la vida, usted, yo, su amigo, sus hijos, sus hermanos todos y todas estamos abocados a ir cerrando capítulos. A pasar la hoja. Al terminar con etapas o con momentos de la vida y seguir para adelante. No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió. Hay que soltar, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros. No. ¡los hechos pasan hay que dejarlos ir! Por eso a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, papeles por romper, documentos por tirar, fotos que cambiar, libros por vender o regalar. Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas y hay que aprender a perder y a ganar, hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente. El pasado ya pasó, no espere que lo devuelvan, no espere que lo reconozcan,...