NUTRICIÓN Y BIENESTAR

NUTRICIÓN Y BIENESTAR

“Los alimentos que consumes pueden ser la medicina más segura y potente, o el veneno más lento”. Ann Wigmore. Hoy en día, la sociedad en nuestro país refleja numerosos cambios en su salud, debido al mismo ritmo acelerado que llevan en sus vidas a diario, así mismo una inadecuada alimentación, la cual suele ser rica en grasas saturadas así como químicos dañinos en su composición. Siempre será importante tomar en cuenta que una alimentación balanceada, el estar bien hidratado y realizar ejercicio como fuente de bienestar por lo menos de tres a cuatro veces por semana nos ayudará a equilibrar dos factores muy importantes, como lo son el equilibrio mental y físico. Esto por ende, nos permitirá gozar de buena salud y bienestar, tener una mejor calidad de vida, desarrollar un óptimo rendimiento día a día y evitar enfermedades principalmente como son cáncer, hipertensión, diabetes y de tipo glandular. Recordemos que no requerimos precisamente ser unos expertos en artes culinarias para alimentarnos de forma adecuada, algunos métodos que podemos utilizar para preparar nuestros alimentos son el cocido a vapor, asado, hervido, deshidratado de alimentos, entre otros. A los menores en casa, debemos guiarlos para que adquieran hábitos alimenticios desde temprana edad, los cuales los ayuden a saber distinguir entre los alimentos que los pueden realmente nutrir y los que les puedan causar algún daño a futuro y que les repercuta en su salud. Como sugerencias se pueden implementar horarios de comida, organización, limpieza en el área donde se manipularán los alimentos, cooperación y la participación por los integrantes de la familia al preparar los alimentos. Realmente para crear conciencia...
Cuidar tu apariencia mejora tu actitud

Cuidar tu apariencia mejora tu actitud

Una amiga asegura que cuando te esfuerzas por verte bien, en el transcurso del día tu actitud será más positiva y me convenció.   Siempre es agradable ver a alguien que se esmera en su cuidado personal, desde la ropa limpia, un peinado sencillo pero bien hecho, los zapatos sin polvo y las uñas bien cuidadas.   En lo personal aprecio más a alguien que huele a limpio, que a una persona que disfraza sus olores con un perfume de diseñador. Lo mismo aplica para la ropa, luce mucho mejor alguien con ropa sencilla pero bien limpia y planchada que alguien que usa ropa cara pero que siempre parece desaliñado.   Y como todo en esta vida, los hábitos de limpieza y cuidado personal se aprenden desde niños, por eso es importante fomentar en los pequeños su cuidado personal: que usen ropa limpia, cuiden sus zapatos, se peinen, se laven las manos y la cara después de jugar.   Acostumbrarnos desde niños a la limpieza se convertirá en un hábito para toda la vida, un hábito que sin duda siempre será muy bien valorado y al sentirnos valorados  y seguros de nosotros mismos nuestra actitud mejorará y los demás lo percibirán, lo que redundará efectivamente, en recibir también una actitud mucho más positiva.   ¿Lo ponemos en práctica? Me cuentan cómo les va.   Los invito también a estar en contacto a través de Twitter: @fer_manzanilla y Facebook:...
Cuida tu corazón

Cuida tu corazón

Si lo que deseas es cuidar tu salud, sé feliz, porque se ha comprobado que las personas más felices y positivas son menos propensas a las enfermedades que quienes no lo son. Por ejemplo, de acuerdo con un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard, experimentar emociones positivas nos otorga protección contra enfermedades cardiovasculares, al tiempo que reduce en alrededor de 50 por ciento el riesgo de sufrir un infarto al corazón. Además, gracias a la examinación de 200 personas donde valoraban tanto la salud cardiovascular como el bienestar psicológico, se descubrió que los optimistas presentan una leve mejora en enfermedades del corazón. Cuidemos nuestro corazón y vivamos una vida más feliz y más...
Mirar la naturaleza ayuda a la salud

Mirar la naturaleza ayuda a la salud

El doctor de unos tíos muy queridos les recomendó vivir en un sitio con playa para aliviar los dolores físicos y los síntomas de sus enfermedades. Ella fue sometida a una cirugía y salió bien; él tiene la presión alta. El comentario entre parientes fue el mismo durante una reunión de despedida antes del viaje: ¿se van a nivel del mar para evitar descompensaciones en la tensión arterial? La respuesta me sorprendió al saber que la receta médica es mirar hacia el mar, hacer caminatas donde haya vegetación, donde se puedan ver las aves. Y forzosamente deben ver los atardeceres, o los amaneceres, según les quede bien cada día. La explicación suena muy bien: hacer contacto con los colores, los movimientos y el ambiente de la naturaleza, sobre todo en sitios hermosos, hace que la sensación que entra por todos los sentidos, pero sobre todo por los ojos, impulsa el mecanismo mental que activa los procesos de sanación. De hecho, experimentos científicos han puesto a prueba esta hipótesis y hay libros que hablan de cómo diseñar los hospitales para que los pacientes puedan observar un diseño de plantas, aves y flores, al menos. Y ese es el camino del bienestar físico y la felicidad. Playa, montaña, desierto, llanuras verdes… cualquiera que sea el panorama, será benéfico para la convalecencia de operaciones o la cura de enfermedades. Eso dicen los expertos. Ya les platicaré cómo les va a mis tíos en su estancia cerca del aire de la...
El poder de un abrazo para dormir

El poder de un abrazo para dormir

Primero me reí cuando comencé a leer la noticia de que en España fue diseñada “una almohada que potencia la felicidad”. Luego revisé con detenimiento el sustento psicológico del asunto: el accesorio “envuelve” a la persona que lo usa, como si ésta fuera abrazada toda la noche. Todos conocemos los beneficios de un abrazo: nos hace sentir guarecidos y apoyados por alguien que adopta cierta postura física con tal de estar en contacto con nosotros de forma amable y cariñosa. Eso es lo que buscaron los diseñadores de la almohada, esa sensación de tener un abrazo toda la noche y, al mismo tiempo, adoptar la posición fetal y “abrazar” la almohada como se haría con una persona querida con la que se duerme. Busqué en internet a la comercializadora de la almohada, vi el precio, hice la conversión desde euros y también vi que se recomienda ampliamente a las personas que duermen solas. En ese momento me puse a pensar cuánta gente tiene problemas para conciliar el sueño o duerme mal durante la noche a pesar de que sí cuentan con pareja con quién compartir el tiempo de descanso. ¿Y si el problema es que no nos comunicamos adecuadamente o no practicamos lo suficiente para encontrar las formas ideales de sentir la solidaridad y el aprecio con un abrazo al momento de quedarnos dormidos? Veo los consejos de expertos que dicen que hasta las personas que más rechazan las escenas melosas están dispuestas a abrazar unos momentos a su pareja y, luego, adoptan la posición que más les guste para dormir, incluso separada. La mejor noticia de los especialistas...
Cuidado de la salud, ingrediente para ser felices

Cuidado de la salud, ingrediente para ser felices

Muy bien. Ya sabemos que Dinamarca es el país con la gente más feliz del mundo, ¿y ahora qué? Leo los informes y las reflexiones en torno a los factores que les permiten la felicidad a los habitantes de aquella nación y paso al costo uno que me parece fundamental: la responsabilidad personal sobre nuestra salud.Ni el PIB per cápita, ni la corrupción, ni el clima, ni otro factor externo son más poderosos que la voluntad de cada quien para cuidar de su organismo. Con esto quiero decir que no necesitamos vivir en un país con políticas públicas de primer nivel para hacernos cargo de prevenir las enfermedades, antes que curarlas. En Dinamarca, la gente no se siente feliz por los subsidios que reciben ciertos servicios públicos; se siente feliz porque sufren menos por enfermedades que los habitantes de otros países. Me parece interesante este dato: los daneses reciben atención médica como derecho fundamental, es una fuente de apoyo social que el gobierno está obligado a proporcionar. Hasta ahí, su realidad es similar a la de muchas otras naciones. La diferencia está en que los daneses sí utilizan eficazmente sus servicios de salud. Ellos van al médico familiar, para atención primaria, un promedio de siete veces al año, de acuerdo con datos de 2012. Además, dan prioridad a los tratamientos preventivos porque están convencidos de que éstos deben aplicarse al pie de la letra para evitarse molestias, deterioro o dolores posteriores. Los estadounidenses, por ejemplo, van al médico cuatro veces al año, pero no mantienen continuidad en la atención médica. ¿Y los mexicanos? Desde hace décadas, las campañas se...