Los doce hábitos que las personas felices practican

Los doce hábitos que las personas felices practican

¿Existen fórmulas específicas e infalibles para alcanzar la felicidad? Creemos que no, pues no debemos ver a la felicidad como una meta a alcanzar en un remoto futuro. La felicidad es un estado interior que podemos capturar de instante en instante Esa felicidad que todos buscamos se encuentra “oculta” en los detalles de nuestro diario vivir y existen ciertas acciones simples que quienes se consideran a sí mismos como personas felices suelen poner en práctica día a día. Aquí compartimos algunos hábitos que pueden ayudarte a ser tan feliz como desees: 1- Considera a los problemas como desafíos Ante cualquier dificultad o contingencia, sea por una persona o algún suceso, trata de pensar que lo superarás y habrás aprendido de ello una nueva lección. Como dice el popular dicho “Lo que no me mata, me fortalece”. 2 – Aprende a perdonar Cada vez que alguien te critique o hiera con sus palabras, trata de olvidar las ofensas. Aun cuando sepas que lo dijo intencionadamente, déjalo pasar y no permitas que te afecte. Recuerda que aceptar a los demás por quienes son y conocer tus propias virtudes, te hará más fuerte y feliz. Pareja abrazada perdonándose 3 – Sé amable y agradecido/a Quienes tratan a los demás de modo rudo o desagradable, en el fondo lo que demuestran es su propia insatisfacción e inseguridad. Sin embargo, cuando eres amable con los demás, la amabilidad dada volverá a ti. Además de ser cuestión de buenos modales, al expresar tu reconocimiento y agradecimiento a las demás personas, ellos se sentirán más inclinados a ayudarte en el futuro. 4 – No busques la...
La comunicación efectiva

La comunicación efectiva

Tener buenas habilidades para comunicarse es esencial para lograr buenas relaciones sociales y establecer vínculos armoniosos. La empatía es un ingrediente fundamental de la comunicación Todas las personas podemos oír lo que los otros dicen, pero para escuchar necesitamos comprender lo que la otra persona nos transmite y, para lograrlo, necesitamos ser empáticos. La empatía, es la habilidad de comprender el mensaje de la otra persona desde la perspectiva de cómo la vive y, responder con precisión a las ideas y sentimientos que nos expresó. Esta habilidad nos permite reconocer las emociones de los de los demás saber que quieren y que necesitan, la empatía la desarrollamos desde pequeños y es fundamental para establecer relaciones sociales y vínculos armoniosos. Generalmente todas las personas pueden ser empáticas, sin embargo nuestra capacidad de ser empáticos no siempre está presente, ni tampoco en el mismo grado. La capacidad de poder establecer un contacto profundo con otras personas va a depender los filtros a través de los cuales percibimos a los demás, los cuales van a conformarse en función del momento de vida en que nos encontremos, por nuestras necesidades, valores, emociones, creencias y opiniones. ¿Cómo se desarrolla la empatía? Durante la infancia aprendemos no solo a expresar nuestros sentimientos sino también, a identificar y comprender los de los demás. Será más fácil tener esta habilidad desarrollada para aquellas personas cuyas necesidades afectivas y emocionales han sido atendidas desde los primeros años de vida. Sin embargo, la capacidad de ser empáticos la podemos fortalecer y desarrollar, algunas de las estrategias que podemos seguir son: Escuchar activamente.– Significa estar abiertos para entender lo que...
Con él o sin él

Con él o sin él

Con él o sin él. Por duro que se oiga y en vísperas del festejo religioso del nacimiento de Jesús, en plena consciencia de que no nació en diciembre y menos del 24 al 25, tampoco hace 2016 años pues hay que sumarle siete, por las modificaciones en los calendarios gregoriano y juliano; y según otras civilizaciones fue el 19 de marzo su nacimiento que sería más lógico, donde tampoco Guadalupe es su madre sino que fue Miriam y que no son las mismas y donde el padre putativo y esposo de ella ya tenía hijos que se volvieron hermanos del mesías, donde toda indica que no escribió o dejó un libro, etc. Debo decir para poder decir –después- otras cosas qué, con Jesús o sin él, Dios existe. Si has sentido que algo de lo que escribo te ha ayudado, es que lo hago porque lo amo, amo a Jesús, a ese ser que convivió tres años de su vida al lado de un ultraterrestre llamado Miguel, por eso dijo: padre ¿por qué me has abandonado? y es que el único que podía y debía morir era el hijo del hombre; ah! y nunca fue de la religión cristiana, su religión fue el amor. Antozak Torres Rubí....
Dar al otro

Dar al otro

Dar al otro Por Dalia Montoya Hernández Nos encontramos en diciembre, época en la que muchos se sienten inspirados en festejar, otros en dar y otros tantos en la añoranza. ¿En cuál estás? En la que sea, lo importante es sentir que se están cerrando ciclos, saber que alguien está con cada uno. Sin embargo, recordemos que hay gente sola en el mundo, gente con frío y hambre, personas que desean algo –lo que sea- que pueda reconfortarlos. Si nosotros fuéramos ellos quisiéramos que alguien nos volteara a ver. En estas fechas ¿Qué haces por el otro? No se trata de colocarse en riesgo y meterse en lugares que te expongan, quizá se trata de donar: ropa, comida, algo en buen estado que puedas compartir con quienes menos tienen. Podrías tirar tu ropa o venderla, es tu decisión ¿Cuánto te pueden dar? No recuperarás lo que invertiste, eso es un hecho. En cambio podrías hacer feliz a otra persona, podrías cubrirla ante este frío ¡En ocasiones inclemente! No estamos tratando de cambiar costumbres, sino de crear hábitos que nos lleven a un bienestar integral. Si cada uno pone de su parte, si cada uno pone un grano de arena podremos generar grandes construcciones; no será mañana pero sucederá. ¿Cómo planeas dar una palmada en la espalda de los otros en esta Navidad y Fin de año? ¡Tú...
Atínate a ti mismo

Atínate a ti mismo

Atínate a ti mismo La Biblia es un libro sagrado cuyas historias pueden leerse desde distintos enfoques y con distintos significados, unos más profundos que otros. Recordemos dos historias aquí: la parábola de los talentos y la historia del pecado de los primeros padres. La enseñanza más obvia de la parábola de los talentos nos dice que los dones que nos han sido dados, han de ser explotados, so pena de perderlos a ellos mismos además de lo que nos hubieran podido aportar. En efecto, si por miedo, enterramos nuestros dones o “talentos”, con el afán mezquino de no ponerlos en peligro, entonces los perderemos. Hoy lo decimos de otro modo: Lo que no das, lo pierdes, lo que das, lo ganas. Hasta aquí todo bien, sin embargo, cabe preguntarse por cuáles en verdad, son nuestros talentos, y esta es una pregunta que no tiene fácil respuesta. Para empezar cada persona tiene talentos propios, pero muchas veces no es tarea sencilla dar al clavo en esto. Muchas veces erramos en identificar nuestros talentos y vivimos una vida que no es la nuestra. No nos atinamos a nosotros mismos. Pensemos ahora en la historia del primer pecado. El de Adán y Eva, la serpiente y todo eso. Más allá de la naturaleza o consecuencias de este pecado, pensemos sobre posibles maneras de formular esta falta. Una de estas maneras es describir esta historia más o menos así: Dios hizo al hombre con cierta naturaleza, cierto destino y ciertas posibilidades. Le advirtió claramente que no debía comer de cierto árbol, so pena de muerte. El resto de la historia lo sabemos...
La isla antes de Castro

La isla antes de Castro

LA ISLA ANTES DE CASTRO POR SANTINA CONCHA “Habana, si mis ojos te abandonaran, si la vida me desterrara a un rincón de la tierra, yo te juro morirme de amor y de ganas de andar tus calles y tus ciudades” Con la novedad de la muerte de Fidel Castro, en donde muchos festejaron su partida, algunos otros le lloraron y también algunos más no les produjo absolutamente nada que el señor falleciera, considero que sería interesante hacer un breve análisis sobe Cuba antes de Fidel Castro. No perdamos de vista que Cuba estuvo bajo el yugo controlador de aproximadamente  406 años por los españoles y aun así Cuba vivía un fortalecimiento y auge extraordinario en el ámbito económico, aun qué siempre se ha tenido una errona percepción sobre la isla, ya que tristemente ante los ojos de quienes no tenían a mano cifras concretas, Cuba había sido prácticamente un burdel manejado por Washington y un país de extrema pobreza. Nos queda claro que Cuba nunca fue un país primermundista y que no era un país desarrollado, pero para 1958 el 62% de los bienes que se generaban de la industria azucarera era propiedad de los cubanos y el 14 % era tan norteamericano. En el año de 1953, Cuba ocupada el lugar número 33 entre 112 naciones del mundo en cuanto al nivel de lectura diaria, con 101 ejemplares de periódicos por cada habitante, por lo que contradice al argumento de que Cuba estaba formado por un gran número de analfabetos, comprobado como una total mentira, eran excelente lectores. En ese mismo año era increíble que  la tasa...